Deportes

El dúo B&B de Brawn GP copa la primera línea y Hamilton se hunde

El británico Jenson Button logró, bajo un reluciente día de sol en Melbourne, la cuarta "pole position" de su carrera con un mejor tiempo de 1:26,202 minutos, y estará escoltado mañana por su compañero de escudería, el brasileño Rubens Barrichello.

El dúo B&B del nuevo equipo Brawn GP copó hoy la primera línea de salida del Gran Premio de Fórmula 1 de Australia, donde el británico Lewis Hamilton emprenderá mañana su defensa del título más hundido aún de lo que se esperaba.

El británico Jenson Button logró, bajo un reluciente día de sol en Melbourne, la cuarta "pole position" de su carrera con un mejor tiempo de 1:26,202 minutos, y estará escoltado mañana por su compañero de escudería, el brasileño Rubens Barrichello.

Mientras Brawn GP celebraba su inmejorable estreno en la Fórmula 1, Hamilton hacía rato ya que se había quitado el casco mostrando una mirada sombría.

Un defecto en su McLaren-Mercedes dejó parado un bólido que, en cualquier caso, es aún muy lento. Hamilton, que terminó décimo quinto la clasificación, se vio obligado a cambiar el motor de su "flecha de plata", lo que según el reglamento, supone ser relegado cinco plazas.

Sin embargo, la descalificación poco después de los Toyota, le permitió evitar la humillación de partir desde el último lugar de la parrilla en la primera prueba en la que defiende título. El británico saldrá finalmente decimooctavo.

"Debemos seguir mejorando enormemente", admitió el jefe deportivo de Mercedes, Norbert Haug, a quien al menos sirvió de consuelo ver que los motores de la casa alemana estarán en la primera línea, aunque sea dentro del chasis de los Brawn GP: "Felicitaciones por un debut soberbio".

El alemán Timo Glock y el italiano Jarno Trulli ocuparán las plazas 19 y 20, respectivamente, después de que los comisarios los sancionaran por llevar un alerón trasero en su Toyota demasiado flexible.

Tampoco terminó muy satisfecho la jornada el español Fernando Alonso, que no pudo superar la Q2 a bordo de su Renault. Finalmente el bicampeón mundial partirá de la décima posición de la parrilla en Albert Park, beneficiado por la relegación de los Toyota.

"Vinimos a luchar por el podio, pero puede que no sea posible mañana", lamentó el piloto, "decepcionado" con un resultado que esperaba al menos cuatro o cinco puestos mejor. "Sin embargo, el año pasado empecé en el puesto 12 y escalé hasta el cuarto, así que aún tengo confianza".

La Fórmula 1 parece el mundo al revés. Los Ferrari del brasileño Felipe Massa y del finlandés Kimi Räikkönen también quedaron en posiciones retrasadas, pero al menos entraron en la última sesión de la clasificación. El segundo McLaren-Mercedes, del finlandés Heikki Kovalainen, se quedó en la Q2 y saldrá mañana de la posición 12.

Massa, actual subcampeón, marcó el séptimo mejor tiempo, pero saldrá sexto gracias a la descalificación de Glock. Räikkönen, campeón en 2007, escaló incluso dos posiciones y partirá séptimo.

El tercer tiempo en Albert Park fue para el alemán Sebastian Vettel (Red Bull), que compartirá la segunda línea con el polaco Robert Kubica (BMW-Sauber).

"Estoy feliz de estar en la segunda línea. Nadie lo hubiera esperado hoy al medio día, sobre todo después del día difícil de ayer", dijo Vettel, de 21 años. "Los dos muchachos de delante fueron demasiado rápidos para nosotros".

Los Brawn GP se encuentran en "otro mundo", según dijo el español Alonso, algo que ya habían demostrado en los últimos entrenamientos en Europa antes de desplazarse a Australia.

"Es fantástico. Fueron cinco o seis meses duros en los que no sabíamos si tendríamos futuro en la Fórmula 1", explicó Button, que la última vez que partió de una "pole" fue hace tres años en Melbourne.

Tras el abandono de la Fórmula 1 de Honda, agobiada por la crisis económica, el futuro del equipo fue una incógnita hasta comienzos de marzo, cuando Ross Brawn anunció finalmente que compraba la escudería y que estaría en Australia.

"Esto nunca se espera", dijo hoy entusiasmado el jefe del equipo, que sin embargo podría ver cómo la alegría se trunca en decepción si el 14 de abril el tribunal de apelación de la Federación Internacional de Automovilismo declara ilegal el polémico difusor de la parte trasera del suelo de su coche, que comparte con Williams y Toyota.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|18:28
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|18:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic