Deportes

Dirigente acusa a Pelé de participar en "robo" al Flamengo

Kléber Leite, vicepresidente de la entidad carioca, acusó al astro de estar involucrado en irregularidades financieras del club. "Más que nadie, él puede afirmar que acá hubo robo. Realmente lo hubo, incluso con su participación".

El vicepresidente del Flamengo, Kléber Leite, acusó hoy al ex jugador Pelé de haber participado en ilegalidades financieras en el equipo futbolístico de Brasil más popular.

"Pelé tiene razones para hablar sobre irregularidades en el Flamengo. Si las hubo -y realmente las hubo- él tiene un papel decisivo en ellas, él participó en ellas. Más que nadie, él puede afirmar que acá hubo robo. Realmente lo hubo, incluso con su participación", afirmó el dirigente.

Las duras acusaciones de Leite fueron una respuesta a las críticas formuladas este jueves por Pelé, quien acusó de corrupción a los dirigentes de grandes clubes de fútbol de Brasil, como Flamengo y Corinthians.

Según "O Rei", la crisis financiera que enfrentan esos dos clubes, que tienen las dos hinchadas más grandes de Brasil, se debe a la mala gestión: "Si (los dirigentes) hubiesen sido honestos en la administración, podrían armar un equipo tan sólo con la venta de productos".

Aunque Leite no especificó cuándo ni cómo habría participado Pelé en irregularidades en el Flamengo, sus declaraciones remiten a la asociación entre el club carioca y la empresa de mercadeo deportivo ISL, concretada en 2000 y que fue negociada con la mediación de la agencia Pelé Sports & Marketing, ya cerrada por el ex futbolista.

La asociación entre Flamengo e ISL generó numerosas acusaciones de fraude que llevaron a la destitución del entonces presidente del club, Edmundo Santos, formalizada en 2002.

Según Kléber Leite, las irregularidades de esa época son la causa de la profunda crisis económica del Flamengo, hundido en deudas gigantescas y que acumula retrasos en el pago de salarios a sus jugadores.

Entre las deudas está la de unos 2,6 millones de dólares que debe pagar el Flamengo al club español Atlético de Madrid por el préstamo del zaguero paraguayo Gamarra, en 2000, y los casi 13 millones de dólares que la Justicia brasileña ordenó pagar a dos de los antiguos astros del equipo carioca, Romario y Edmundo.
En Imágenes