Por azar, el Museo Británico halló huesos de 39 santos

Las reliquias, envueltas en tejidos, uno de ellos de un milenio de antigüedad, aparecieron en el interior de un altar portátil alemán del siglo XII cuando los expertos lo abrieron por primera vez desde que quedó incorporado a la colección del museo en 1902. Cada resto tiene su pergamino.

La Nueva Galería Medieval del Museo Británico, que se abrió ayer al público, contiene imágenes de santos en marfil, mármol, oro y madera, pero también los huesos de treinta y nueve de ellos.

Fue una auténtica sorpresa para James Robinson, responsable de la sección de antigüedades medievales del museo, descubrir esos fragmentos óseos, cada uno con su correspondiente etiqueta en un pedacito de pergamino.

La reliquia más precisa es la de San Benito, un italiano que vivió a comienzos del siglo VI y a quien se considera el padre de la tradición monástica occidental. La reliquia de Benito de Nursia estaba envuelta en un tejido de seda fabricado en Bizancio en el siglo octavo o noveno de la era cristiana.

El altar portátil se exhibirá, sin embargo, cerrado, según explicó una portavoz del museo, por lo que los huesos no estarán expuestos a la curiosidad pública.

En la Galería Medieval se exhiben numerosos relicarios en forma de cruces, pendientes y anillos, incluido uno que perteneció a otra santa, la reina georgiana Kethevan, ejecutada por el shah de Persia Abbas en 1624 por negarse a convertirse al Islám.

La mayoría de esos relicarios han perdido, sin embargo, sus contenidos a lo largo de los siglos, en los que viajaron de monasterio en monasterio e incluso a veces a algún palacio para terminar en la colección del museo londinense.

Hace treinta años se descubrieron en el museo fragmentos óseos en una cabeza de tamaño natural de San Eustaquio, reliquia que se devolvió a la catedral suiza de Basilea, que se había visto obligada a vender el relicario en 1830.

Entre los objetos preciosos de la nueva galería figura también una copa de oro fabricada en París a finales del siglo XIV bajo el patrocinio del duque Jean de Berry.

Fuente: EFE

En Imágenes