Robo en la Legislatura: policías ya habían avisado de fallas en la seguridad

Los policías que fueron separados por no haber descubierto el robo ocurrido en el anexo legislativo de Gutiérrez -ex sede del Banco Mendoza- habían avisado desde hacía tiempo que la ventana por donde habrían entrado los ladrones tenía la persiana rota. Pero ésta recién fue reparada luego de que se constatara el hurto, el lunes a la mañana.

El fin de semana pasado, la Legislatura provincial volvió a aparecer en el mapa del delito, luego de que se constatara que actores anónimos habían ingresado sin ser descubiertos a una oficina en el anexo legislativo de calle Gutiérrez -donde antes se encontraba la sede del Banco Mendoza-. Por este hecho, fueron removidos dos policías que se encargan de la custodia de estos despachos, al no poder evitar el robo de una computadora.

Sin embargo, cuatro días después de conocido este hecho ilícito, surge a la luz que el personal policial que realiza tareas de vigilancia en el anexo ya había alertado desde hacía tiempo a las autoridades sobre la posibilidad de que se realizara un robo a través de la mencionada ventana.

"Sucede que por la ventana donde habrían entrado, se encuentra rota la persiana", indicaron fuentes cercanas a los policías separados de su función.

Incluso, algunos recuerdan que en los días previos, otro efectivo había espantado a unas chicas que se encontraban haciendo graffittis en la pared justo debajo de la misma ventana y se tientan a relacionar ambas circunstancias. Según fuentes policiales, el o los ladrones habrían ingresado trepando por la estructura de un kiosco que se encuentra justo frente a este ventanal que no tenía del debido mantenimiento.

Una de las cosas que llamó la atención fue la escasa predisposición por parte de las autoridades de la Cámara de Senadores para salir a explicar lo ocurrido. Salvo el secretario legislativo, Mariano Godoy Lemos -quien aseguró a este diario que no fue un robo, sino un intento de robo, porque no alcanzaron a llevarse nada-, fue imposible escuchar las versiones de lo ocurrido por parte de la Directora de Recursos Humanos, Gabriela Castorino.

Y esto, a pesar de que la computadora sustraída era la que se encontraba en su oficina de Personal, con información sobre los empleados de la Legislatura.

Tras el robo, la ventana fue arreglada, en tanto que desde el entorno de los policías señalan que el castigo tiene que ver con cuestiones políticas.

Cabe señalar que ambos efectivos -que se ubican a 30 metros de ese despacho- aseguraron no haber escuchado nada raro proveniente de la oficina de Personal, aún cuando "los amigos de lo ajeno" hayan revuelto varios papeles y cajones en busca de efectivo -que no habrían hallado-. De allí, la otra versión: que los uniformados no se encontraban en su puesto al momento del robo.   

Pero lo concreto, por el momento, es que los dos policías que se encontraban custodiando el anexo han sido removidos de su función. Esto ha provocado cierto malestar en el personal policial de la Cámara, según pudo saberse, ya que los uniformados habían informado de antemano a personal de Mantenimiento que la persiana de esa ventana constituía una falla en la seguridad que no fue atendida en su debido momento.

La Legislatura y el mapa del delito

No es la primera vez que ocurren este tipo de delitos en el ámbito legislativo, por lo que la Casa de las Leyes -a pesar de haber sancionado el año pasado una numerosa cantidad de normas que atañen a la seguridad- merece también aparecer en el mapa del delito.  

El año pasado, quizá por un descuido, el secretario legislativo Mariano Godoy Lemos sufrió el robo de su notebook. Las cámaras de vigilancia que se encuentran en el interior no pudieron detectar al ladrón que se llevó la computadora personal del funcionario.

Pero sin duda, es en el interior de los bloques legislativos donde más hurtos han ocurrido. Se trata de robos menores -billeteras, como el caso denunciado también el año pasado por una legisladora del ConFe- y las fallas de la seguridad se deben a que resulta imposible para la guardia policial resguardar al personal legislativo por la gran cantidad de gente que entra y sale del edificio donde se encuentran las oficinas de los legisladores y su personal.

Por eso, llamó muchísimo la atención el robo en el anexo de calle Gutiérrez, ya que sólo se puede ingresar por dos entradas y que están permanentemente custodiadas.  

Opiniones (2)
21 de octubre de 2017 | 06:18
3
ERROR
21 de octubre de 2017 | 06:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Muchachos tranquilos, total es solo sensación de inseguridad y ahora que desde Nación nos mandan gendarmería va a estar todo mejor .....jajajajajaja Después de todo en este caso no sería bueno recordar ese refrán que dice " quien roba a un ladrón ....."
    2
  2. cual es la novedad de q haya ladrones en la legislatura?????
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México