Charata: habría 6.000 casos de dengue y hasta se enfermó la esposa del director del hospital

El intendente de esa ciudad chaqueña, Miguel Tejedor, dijo que aguarda que llegue en las próximas horas una orden escrita del gobierno provincial para que los aeroaplicadores puedan efectuar fumigaciones aéreas con insecticida, en un intento por frenar el avance de la enfermedad.

El intendente de la municipaliad chaqueña de Charata, Miguel Tejedor, esta mañana afirmó que está esperando que llegue la orden del gobierno del Chaco que autorice el inicio de los trabajos de los aerofumigadores. Esto lo sostuvo destacando que anoche en una reunión masiva en la Plaza San Martín de Charata, unos 900 pobladores pidieron a representantes de la provincia "medidas inmediatas". La población exige que se declare la emergencia sanitaria y que se reconozca la epidemia de dengue, reclamo que transmitieron anoche en una agitada asamblea en la plaza San Martín de esa localidad.

Por su parte, el ingeniero agrónomo Angel Acuña dijo que escaseaba el repelente, faltan medicamentos como el "paracetamol" que prescriben los médicos y que "crece la indignación de la gente que coincidió en reunirse todos los días a las ocho de la noche en la plaza". En tanto, se supo que la fumigación debería realizarse a la mañana temprano para que no se produzca una "inversión de temperatura" y el calor actúe en contra del efecto del insecticida.

Las oficinas de la Municipalidad guardan recipientes con el agroquímico utilizado en anteriores aplicaciones donde la fecha de vencimiento ya tiene tres años porque la vigencia del insecticida correspondía a "enero 2006", según remarcaron. "Por lo tanto esperamos ver qué insecticida vamos a aplicar y si bien anoche algunos representantes del gobierno provincial nos autorizaron, necesitamos un orden escrita", dijo esta mañana Tejedor.

El intendente también pidió que se envíen unas 20 mochilas individuales para fumigar en tierra por que no alcanzan las que poseen. Sin embargo, este mediodía la autorización del gobierno de Jorge Capitanich no había llegado, ni los agroquímicos, según pudo comprobar NA. La ciudad de Charata ubicada al oeste del Chaco, que es paso natural hacia Santiago del Estero y brinda servicios agropecuarios, tiene una población de 35.000 habitantes.

El director del Hospital local, Rubén Hemadi, confirmó a NA que debió tomar licencia porque su esposa Margarita está afectada por un cuadro de dengue, pero "se recupera favorablemente". Un sondeo realizado por esta agencia arrojó que existen casos en los cuales de familias constituidas por seis personas, cuatro están afectadas. El único modo de transmisión es a través de la picadura del mosquito por lo tanto la prevención consiste en la fumigación y encontrar un modo de matar las larvas.

Tejedor confirmó también algunas versiones que indicaban que la municipalidad había recibido partidas de insecticidas vencidas de parte de autoridades provinciales y nacionales, en el marco de un reforzado operativo sanitario que se desplegó en los últimos días para combatir el avance del dengue. "No sé quién trajo la enfermedad a Charata o cómo llegó el mosquito infectado que picó a uno y a otro (...) Sólo le pido a Salud Pública provincial que no dejen que a otras localidades les pase lo mismo que está ocurriendo hoy en Charata y si los insecticidas no están vencidos, mejor", enfatizó.
Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 23:39
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 23:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'