El argentino Andrés Neuman gana el Premio Alfaguara de Novela

El escritor argentino residente en Granada obtuvo hoy el Premio Alfaguara con su novela "El viajero del siglo", una obra futurista que sucede en el siglo XIX y que establece paralelismos entre el vacío de valores de la Europa napoleónica y la actual crisis de identidad de la Unión Europea.

El premio Alfaguara está dotado con 175.000 dólares (unos 133.300 euros) y está considerado uno de los de mayor prestigio entre los otorgados a una obra inédita en castellano.

El viajero del siglo es una obra extensa, compleja y de "gran ambición literaria" en cuyas páginas hay "un cierto temblor de irrealidad", afirmó el chileno Carlos Franz, miembro del jurado, una vez anunciado el fallo por el presidente del mismo, Luis Goytisolo, quien valoró su capacidad para recrear la atmósfera de las novelas de hace dos siglos.

"Es una novela posmoderna", un ambicioso experimento que propone volver a mirar el siglo XIX con la perspectiva del XXI y está escrita por "alguien que conoce la tradición literaria", añadió Franz.

 Tras conocer el fallo del jurado, Andrés Neuman (foto) (Buenos Aires, 1977) intervino mediante vídeoconferencia desde Granada, la ciudad donde reside desde los catorce años.

"Me siento emocionado, pixelado y agradecido", aseguró Neuman, un escritor que, como el personaje principal de su novela, se considera "algo apátrida y nómada". "Tengo sangre argentina, que es como tener sangre macedonia", bromeó el ganador.

La música de Schubert inspiró El viajero del siglo, que, aunque esté situada en el siglo XIX, "no es una novela histórica" ni narra hechos concretos del pasado.

Se trata de una obra que establece "un paralelismo alarmante", según el autor, entre el vacío de valores de la Europa napoleónica y la crisis actual de identidad de la Unión Europea.

Europa "vive una crisis de identidad que se resuelve en torno a valores conservadores y defensivos", dijo Neuman.  El protagonista de la obra es Hans, "un viajero misterioso que no se sabe de dónde viene ni a dónde va", en palabras del autor.

Neuman establece en la novela un diálogo entre la Europa de la Restauración y los planteamientos de la Unión Europea; entre la educación sentimental actual y sus orígenes, entre la novela clásica y la narrativa moderna.

Así, a través de la comparación entre el pasado y nuestro presente, analiza conflictos actuales como la emigración, el multiculturalismo, las diferencias lingüísticas, la emancipación femenina y la transformación de los roles de género.

Hans, el protagonista de la novela, "un viajero misterioso que no se sabe de dónde viene ni a dónde va", detiene su coche de caballos en Wandernburgo, una ciudad entre Sajonia y Prusia, y aunque los días van pasando, siempre le ocurre algo que le impide salir de la ciudad, explicó Neuman.

Su relación con un anciano organillero, cuya música emociona a Hans, y con la joven Sophie, perteneciente a "la primera generación del feminismo en Alemania", forman parte de la trama de esta novela cuya estructura fue alabada por Goytisolo y que es "un premio a la literatura", según Andrés Ortega, miembro también del jurado.

Situada en 1827 -la fecha no se precisa en la novela-, El viajero del siglo guarda "un paralelismo alarmante" con la época actual, en la que Europa "vive una crisis de identidad, que se resuelve en torno a valores conservadores y defensivos".

En el XIX, cuando Napoleón fracasó en su cruzada, "se produjo también un vacío de valores", señaló el ganador.

El ganador del Alfaguara está considerado uno de los autores más prometedores de los últimos años. A los 22 años publicó su primera novela, Bariloche, a la que siguieron otras obras, tanto novelas como libros de cuentos o poesía.

Neuman, quien siempre ha defendido que forma y contenido son "indistinguibles", lo ha demostrado tanto en sus novelas La vida en las ventanas y Una vez Argentina, como en sus tres libros de cuentos, El que espera, El último minuto y Alumbramiento.

Como poeta, el autor galardonado ha publicado Métodos de la noche, El jugador de billar, El tobogán, La canción del antílope y Mística abajo. Además de editar colecciones de haikus -poesía tradicional japonesa- como Gotas negras y series de sonetos.

 Es columnista del suplemento cultural del diario español ABC, además de la Revista Ñ del argentino Clarín. Colabora también con el diario Ideal, de Granada, y con Sur, de Málaga.

El jurado del Premio Alfaguara estuvo formado también por Ana Clavel, Ignacio Polanco, Gonzalo Suárez y Juan González.

Al fallo del premio, que tuvo lugar en la sede de Alfaguara, asistieron numerosos escritores, entre ellos anteriores ganadores del galardón como Manuel Vicent, Santiago Roncagliolo,  Clara Sánchez, y otros como José Manuel Caballero Bonald, Rosa Montero, Almudena Grandes, Luis García Montero, Carmen Posadas, Luisgé Martín y Marina Mayoral.

La editorial Alfaguara otorga desde 1998 este galardón con la intención de difundir en todo el mundo las obras escritas en castellano. Entre los premiados desde entonces se encuentran Sergio Ramírez, Eliseo Alberto, Elena Poniatowska, Tomás Eloy Martínez, Xavier Velasco y Laura Restrepo.

Fuente: EFE / dpa

Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|17:16
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|17:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes