Ricardo Gelardi

"Hay que dejar de lado el `yo... argentino´"

Autor de "Identidad tricentenaria".

"Disminuiríamos la población carcelaria con familias, escuelas y fábricas bien constituidas, derroteros comunitarios enaltecedores y dirigentes sanos". ¡Pavada de propuesta!", escribe el licenciado en Ciencias Políticas y Sociales Ricardo Gelardi en su libro Identidad tricentenaria.

El volumen, presentado anoche en el auditorio Adolfo Calle, analiza los diversos factores históricos, culturales y socio económicos de nuestro país que confluyen en el presente y propone con optimismo un manojo de desafíos para superarlos, a través del conocimiento de quiénes somos, primero como individuos y luego como argentinos.

- ¿Cómo surge la necesidad de escribir este libro?

- La imperiosa necesidad de comunicarme con mis congéneres movió mi cerebro y mano. Estoy entregando un documento de trabajo con el propósito de motivar la toma de conciencia sobre aspectos que estimo cruciales en esta vida.

- El título del ensayo es llamativo, Identidad tricentenaria. ¿Por qué eligió tomar como punto de  partida el tricentenario en lugar del bicentenario?

- Creo que el país todo está comprometido a conmemorar el festejo de los doscientos años que han pasado, recordar a los prohombres de nuestra historia, sus hazañas, aciertos y desaciertos. A mí me mueve mucho más trabajar por el país que le estamos dejando a nuestros hijos. Por eso me he propuesto de cuerpo entero colaborar en la discusión de las bases del sempiterno pendiente "ser argentino". Tengo la mirada puesta en "el día después" (del 25 de mayo de 2010 y del 9 de julio de 2016).

- La pregunta por la identidad atraviesa toda nuestra historia cultural. ¿Desde dónde indaga en las posibles respuestas?

- De la nutriente básica de todo pensamiento, la praxis, la realidad, esa que mueve pasiones de superación y a veces estruja el corazón de angustia. He hecho un esfuerzo para sistematizar datos de la cotidianidad para poder interpretarla y tratar de mejorarla.

- En su propuesta desmenuza conceptos y valores de la naturaleza humana, pero las particulariza en el “ser” argentino. ¿Cómo se supera la precariedad de nuestras creencias?

- Estamos interrelacionados con el mundo circundante, el actual y el que nos precedió; interactivamente actuamos como causa y efecto de todos y todo lo que nos rodea. Hay precariedad cuando no hay certezas, obvio, y ésta brilla por su ausencia cuando deambulamos sin objetivos, cuando los instrumentos, como el dinero, el fútbol, las siliconas, los SMS,  torpemente se jerarquizan, desplazando del sitio a la "causa final", motora del accionar humano, es decir, el amor, la convivencia, los hijos, la trascendencia, la superación.

- ¿Cuáles son los conceptos que usted incluye como constructores del “patrimonio” y por qué?

- Lo tengo expresado en la frase de tapa: patrimonio hace a lo que viene de nuestros padres (los genéticos y los de la Nación), estoy hablando no sólo de la herencia material, sino de aquella que se expresa en valores intangibles; también está vinculado al concepto de Patria, aquella que nos cobija, nos posibilita la convivencia y el desarrollo de nuestras habilidades; vincula holísticamente a la parte de un todo, al cual se debe y del que depende, la "común unidad" que nos debiera hacer solidariamente responsables de lo que hacemos; en fin, patrimonio es la vida asumida responsablemente y ello nos da identidad.

- ¿Qué papel tiene la herencia patrimonial en la construcción o búsqueda de la identidad argentina?

- El hombre tiene "historicidad", esa capacidad de asumir un pasado y proyectarlo, superándolo; principalmente en eso nos diferenciamos de otras especies animales.

- ¿Cómo obra el pasado en el presente? ¿Y mirando hacia el tricentenario?

- Tenemos que romper el bloqueante ciclo de tesis y antítesis sin haber transitado por la síntesis superadora. Hemos andado doscientos años entre un extremo y el otro: unitarios y federales, cabezas blancas y cabecitas negras, peronistas y anti, militaristas y anti, gobierno y oposición.

- ¿Cómo trabaja el concepto de pertenencia a la hora de construir una identidad nacional?

- Por el involucramiento; dejar de lado esa respuesta "yo ... argentino".

- ¿Qué papel tienen los símbolos y las grandes figuras históricas en esa construcción?

- Fundamental es el papel de los símbolos patrios, tan es así que no deben sufrir modificación alguna, son la expresión sintética de la argentinidad, en nuestro caso. No estoy de acuerdo con alterar un ápice ninguno de ellos, caso del Himno que se lo quiere adaptar a los tiempos modernos (post experiencia militar de la última dictadura), interpretándoselo con otra melodía. Si las marchas nacieron con marcialidad es porque de otra manera no hubiera sido posible alentar a nuestros soldados en los campos de batallas. El Himno no necesita de ninguna voz famosa que lo interprete en soledad; mientras más al unísono y con fervor patriótico lo cantemos todos los argentinos, sin distinciones, mejor.

- ¿Qué agentes interfieren hoy obstaculizando la toma de conciencia de quiénes somos?

- Los fundamentalistas (que los hay por estos pagos también), los extremistas (de todo signo y color), los que se enriquecen a costa del Estado, los que rompen las reglas del juego y defienden intereses corporativos difamando a diestra y siniestra

- ¿Cómo se soluciona? ¿Es posible superar nuestra crisis de identidad?

- Claro que es posible y también urgente y necesario. Tenemos una titánica tarea cultural que emprender, simultáneamente transmitirla a través de la educación, restaurando el concepto de autoridad -no autoritarismo-, la honradez, la capacidad de llevar adelante los destinos de la Nación con una verdadera clase dirigente.

Patricia Rodón

Opiniones (2)
22 de Julio de 2017|20:15
3
ERROR
22 de Julio de 2017|20:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Felicidades estimado amigo. Poco lo conocí, pero fué suficiente para saber que se está ante una persona honorable, culta y respetada. Carlos Segura (Asociación Peritos)
    2
  2. Me alegran sus claros conceptos y sus desos de transmitir. Hace años que lo conozco y siempre admiré su capacidad de superarse Un saludo Ivonne Misteli
    1
En Imágenes