Comiendo hamburguesas de garrón en la cadena del payaso

EEUU y el sueño de la carpa propia. Escasos meses pasaron de las elecciones en el paraíso. Recuerdo que hacían cola en los medios para alabar la democracia americana, ponderándola como “una democracia en serio”. Políticos y periodistas de todos los colores debían decirlo porque quedaba bien en aquella coyuntura. ¿Por qué no salen hoy a decir lo que pasa? ¿O acaso se les terminó la Obamanía?

En la Argentina del cholulaje político siempre se mira pal’ norte. El modelo americano fluye por sus venas, en sus variadas dimensiones. Los economistas, porque ven allí el icono del mercado, que por la magia del capitalismo, resuelve y dirime las diferencias, más allá de sus crisis. Los políticos, porque creen que la democracia perfecta y el respecto institucional tienen en EEUU su registro de patentamiento. Los artistas, porque la dinámica del mercado del arte los hace fantasear con New York y sus galerías, notas de tapa en las principales revistas de arte, y el divismo de vanguardia. Los científicos, porque se enteran que chinos, japoneses y algún hindú trabaja en centros de prestigio para la investigación y llevan una vida holgada, y se prestan para que alguna multinacional les chupe la mente, formada aquí, en el Balseiro. Y una parte de la clase media argentina porque, alguna vez, fue a lavar copas 12 horas por día para ahorrar unos mangos y luego “invertir” en un departamentito de dos ambientes en Dorrego, o hacerse un complejito de cabañas para alquiler, y tener ese extra tan ansiado para cuando lleguen a los 70 años.

La fugaz crítica antibush de cierto establishment político y cultural se ha rendido a los pies del efecto Obama. Los cantos de sirena del reciclado imperialismo norteamericano han seducido nuevamente a nuestros correctos republicanos imitadores que, por viajar a un encuentro en EEUU sobre “las nuevas formas de la representación democrática”, vuelven perdiendo baba por la comisura de los labios por ¡tamaña sociedad ché!

“Queremos que la educación norteamericana sea la envidia del mundo”, dijo el actual presidente norteamericano cuando anunció su plan educativo hace unos días. ¿No es acaso una muestra más del ansia imperial que necesita, además de la dependencia económica, del coloniaje pedagógico? ¿Por qué habremos de envidiarlos? ¿Cómo un país que tiene a gente de clase media viviendo en carpas en los parques, cientos de miles de desocupados, millones de ciudadanos de segunda y tercera, puede hoy enseñarnos a salir de la crisis especulativa que se llevó puesto a varios países, y encima, enrostrarnos que los vamos envidiar?

Los discursos de Obama en los últimos meses han puesto más la atención en cómo recuperar “el estilo de vida y el orgullo americano”. El nacionalismo, tan criticado en nuestros pagos cuando se intentan implementar medidas económicas proteccionistas que supuestamente nos aíslan del mundo, ¿por qué allá se ve como una patriada para salvar al mundo?, ¿Porqué a EEUU le aplaudimos su patrioterismo imperial, su proteccionismo económico y la más grande intervención del Estado que ha tenido el país del norte en décadas?¿No son acaso las mismas mentes de nuestros cipayos nacionales que ponen de ejemplo la democracia americana por encima de nuestras formas políticas?. Allá, puede haber poblaciones enteras condenadas a ser ciudadanos de segunda y tercera categoría, ¡pero viven en “la mejor democracia del mundo”!.
Dejen de babear. Sus fantasías hoy viven en carpas. En California, en la alta ciudad de Santa Bárbara, las personas sin hogar viven en sus coches en los estacionamientos; mientras que Fresno tiene varias ciudades carpa. Otros han surgido en Pórtland, en Oregon, y Seattle, donde los activistas sin casa han creado simulacros de tiendas de campaña en los ayuntamientos de la ciudad para llamar la atención sobre el problema. En Miami, la situación también se agrava, pues cientos de niños son puestos en albergues ya que sus padres no los pueden sostener.  Se están comiendo hamburguesas de garrón en la cadena del payaso.

Los invito a repasar algunas ideas y reflexiones de una serie de artistas, políticólogos, economistas sobre la realidad americana actual. Voces críticas que nos alertan que, por más fenómeno Obama, el Imperio contraataca, aunque hoy ya no pueda esconder las cenizas debajo de la alfombra.

Entrevista a Manu Chao por el periodista mendocino Mariano Blejman

El politicólogo Atilio Borón nos brinda su análisis en su blog personal sobre el gobierno de Obama

Pablo Ximénez de Sandoval analiza la campaña de Obama y el uso de la tecnología

Paul Krugman (nobel de economía)

Pedro Brieger analista internacional

Opiniones (4)
20 de agosto de 2017 | 21:24
5
ERROR
20 de agosto de 2017 | 21:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. te viniste porque allá estaba todo mal? y que hacés acá en este país de vagos. Por lo menos respeta y agradecé que acá se te recibe porque allá al extranjero le ponen más trabas que...andaaaaaaaaaaaaa
    4
  2. Habría que preguntarse por que un ciudadano de USA (que nos usa), ha elegido vivir en Mendoza (Argentina). ¿Le ivan mal los negocios?¿Es negro?Si EEUU es el imperio¿porqué vino a estos arrabales? Yo personalmente deseo que EEUU se levante, como lo mismo deseo de Europa, pero también desearía que el imperio dejara de creerse tal y pasar a ser lo que es un país más entre los paises delmundo. Importante por sus logros y sus fracasos, pero nada más. La policia debe ser ejercida por las naciones unidas, lo pongo en minúscula por que no me refiero al actual organismo. ¿Cuál es el país, en solitario, que puede decidir sobre otro? Ninguno en soledad. Ese es uno de los graves errores de EEUU, creerse y hacer creer a sus habitantes que es el paradigma de la humanidad. Todos tenemos errores, pero si los tenemos entre todos, es posible que sean menores. Esto es muy largo. Marcelo, me despertó tu nota. Muchas gracias.
    3
  3. Sigo, desde hace años, la serie 24, la de Kiefer Sutherland. Siempre los acontecimientos tienen que ver con ataques terroristas a EEUU. En esta nueva temporada el problema lo tiene un país del Tercer Mundo (no dicen cuál, por supuesto pero al parecer es en el Continente africano) y un General golpista. La Presidente de EEUU (en ficción, una mujer) se debate qué debe hacer, si "ayudarlos" o no. Más allá del argumento de la serie (que es atractivo y está bien construído), lo interesante siempre son los diálogos, que rondan más o menos sobre "...el Mundo debe saber que Norteamérica no se doblega ante dictadores (otro país, otro problema, Irak, ¿alguien los llamó?)... "...el Mundo necesita nuestra ayuda...", "... los americanos me han votado para llevar tranquilidad al Mundo..." El tema es que, evidentemente, quieren instalar ese concepto: ellos (y sólo ellos) tienen la verdad, la mejor democracia del Mundo, ellos son los Gendarmes del Planeta, la justicia, la economía más sólida... y, lamentablemente, la realidad (esta misma que cuenta Padilla) se ha encargado de demostrarnos que no es así. En fin, hsanchez1us, creo que nadie (con moral) le desea el mal a otros, no se trata de eso; se trata de una vez por todas darnos cuenta que son ejemplo de (casi) nada, y que no tienen autoridad alguna sobre otros países y sus asuntos internos. Yo quiero que le vaya bien a mi país, pero por gestión genuina; no porque a EEUU le va bien. En buena hora si pueden mejorar ellos también su situación. Slds.
    2
  4. Te digo esto porque hablas como si quisieras que ha EEUU le fuera mal. Mira, yo he vivido en varios sitios y la diferencia es , que haya trabajas como burro y puedes ahorrar y como tu dices "%u201Cinvertir%u201D en un departamentito de dos ambientes en Dorrego, o hacerse un complejito de cabañas para alquiler," en este pais trabajas como burro y no tienes nada y si llegas ahorrar la inflacion se lo come. Si ha EEUU les va bien al resto del mundo tambien, no seas tan anti yankee, te queda mal...ahh y por si acaso soy ciudadano de EEUU que escoge vivir en Mendoza.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial