Félix Luna cuenta su historia

En diálogo con el periodista Ignacio Miri el reconocido historiador habla de su familia y de su infancia, de cómo nació su pasión por la historia argentina y comparte su mirada sobre momentos clave del devenir nacional.

Por Carlos Alvarez

Félix Luna: "La vejez ayuda a desechar palabras altisonantes". Una charla con Ignacio Miri. Buenos Aires, Capital Intelectual, 2008. 120 páginas. $20.

El Luna más antiguo sobre estas tierras llegó en 1595 y en su estirpe se sucedieron guerreros y agricultores, curas y políticos. La Rioja fue su hábitat natural y Félix, el primer Luna nacido fuera de la provincia.  Y seguramente el último: con sus seis hermanas y sus tres hijas se corta el apellido.

Como buen historiador, se acuerda de todo. Incluyendo detalles, como las bañaderas llenas del día que voltearon a Yrigoyen, la gente rara apareció por el centro un 17 de octubre, la tortura en carne propia en una comisaría de Boulogne y los aros de Evita el día del renunciamiento. Y personajes inolvidables, como el farmacéutico que golpeaba piedras en Catamarca y terminó descubriendo un formidable yacimiento. O el banquero David Gravier, que le financió La Gaceta antes de esfumarse. O el coronel Gramajo, sí, el revuelto.

En diálogo con el periodista Ignacio Miri, para la colección "Pasado en limpio" de Capital Intelectual, Félix Luna habla de su familia, de Arturo Frondizi, de cómo fue estar frente a frente con Perón, de la importancia de contar la historia, de los cambios que se produjeron en nuestro país entre los gobiernos de Alfonsín y De la Rúa, y hasta brinda su propia versión de Argentina.

Radical desde la cuna, militante de base, operador político y diplomático de su amigo Frondizi, fue también docente, periodista, payador, viajero de a caballo y autor de letras inolvidables del cancionero folklórico. Y siempre historiador. Porque con Félix Luna, ya sabe, todo es historia.

Félix Luna... resulta un interesante libro de conversaciones para conocer, de primera mano, a uno de los intelectuales más reconocidos de nuestro país.

En Imágenes