Hallan una "capilla Sixtina" de hace 3.500 años

Así calificó el egiptólogo José Manuel Galán a la cámara sepulcral del escriba real Djehuty, un monumento funerario decorado en paredes y techos con dibujos y jeroglíficos del "Libro de los muertos". La conservación de la compleja cámara es óptima. Hay indicios de que trataron de borrar el nombre del escriba.

Podría incluso tratarse del primer monumento de estas características en el que usó la decoración, algo que sí se extendió posteriormente entre los nobles de la época, que pintaban las cámaras en las que iban a ser sepultados con textos y dibujos funerarios que les ayudaran a hacer la transición hacia la vida eterna.

José Manuel Galán (foto), investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, presentó hoy en Madrid los resultados de la octava campaña de excavaciones, que se lleva a cabo en la necrópolis de Dra Abu el-Naga, en la orilla occidental de Luxor (antigua Tebas).

El objetivo principal del proyecto, patrocinado por la Fundación Caja Madrid, es la excavación y la restauración del monumento funerario de Djehuty, con la intención de abrirlo al público cuando finalicen los trabajos.

Djehuty fue un escriba real, supervisor del Tesoro y supervisor de los trabajos artesanos del rey bajo las órdenes de Hatshepsut, una de las pocas mujeres que ejerció de faraón, en torno al año 1480 antes de Cristo.

Durante la presentación de los resultados de la campaña y del material gráfico elaborado en la zona, José Manuel Galán destacó el hallazgo en la cámara sepulcral de un retrato de Djehuty y una inscripción con su nombre, y la importancia de éstos, porque su nombre y retratos habían sido borrados en las partes más accesibles del monumento funerario por contemporáneos que actuaron "contra su memoria".

Aquellas personas, explicó el egiptólogo, no descendieron hasta una segunda cámara sepulcral, a la que él se refirió como "la auténtica", donde estaba enterrado el noble, rodeado de textos y dibujos funerarios, como una golondrina, una flor de loto y un cocodrilo, en los que Djehuty quería convertirse antes de alcanzar la paz eterna.

José Manuel Galán calificó de "impresionante" el estado de conservación de la cámara y explicó que hasta ahora sólo se conocían cuatro monumentos contemporáneos similares decorados con textos y dibujos funerarios, pero en todos los casos posteriores al que ha descubierto este equipo.

"Encontrar algo así es más que un sueño", dijo Galán, quien adelantó que en las próximas campañas la labor se va a centrar en la restauración. "De nada sirve hallar un monumento así, corroborar su relevancia histórica y artística, y abandonarlo; hay que garantizar su restauración y conservación", señaló.

Según Galán, el hecho de que Djehuty decidiera decorar su tumba-capilla le sitúa como uno de los personajes más importantes e influyentes del momento y le identifica como uno de los intelectuales más creativos al servicio de la reina Hatshepsut.

A una primera cámara se accede por un pozo funerario de más de ocho metros de profundidad, al fondo del cual se abre el acceso a una sala de 5,50 metros de largo, 3,50 de ancho y 1,60 de altura, que estaba llena de piedra y tierra antes de la última campaña.

Pero lo llamativo de la investigación, detalló Galán, ha sido descubrir al fondo de esa cámara el acceso a un segundo pozo, de tres metros de profundidad, que daba paso a una segunda cámara, diseñada como sepulcro de Djehuty.

Los arqueólogos han descubierto allí pendientes de oro que pertenecieron al noble o a los familiares que fueron enterrados junto a él, lo que demostraría además que los hombres importantes de la corte adoptaron la costumbre nubia de adornarse con pendientes, algo que imitarían después los propios faraones.

Además de los dibujos y textos extraídos del Libro de los muertos, en el techo de la sala está pintada la diosa del cielo Nut, con los brazos abiertos para abrazar el cuerpo del difunto y darle la bienvenida a una nueva existencia (foto).

Junto a la diosa aparece el capítulo 125 del Libro de los muertos, conocido como "la confesión negativa", en los que el difunto enumera cada uno de los pecados que no ha cometido.

Fuente: EFE

¿Qué sentís?
50%Satisfacción0%Esperanza50%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|14:49
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|14:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016