Continúa la ola de robos callejeros en pleno centro y a toda hora

A una mujer le robaron la billetera de la cartera; a un turista francés también le sucedió lo mismo, sólo que a él le abrieron el maletín; y un joven fue asaltado tras sufrir una paliza a pocos metros del Kilómetro Cero.

Los robos y asaltos en el centro mendocino no cesan. En la zona donde teóricamente hay más policías recorriendo las distintas arterias, la cantidad de delitos que sufren los transeúntes o comerciantes va en aumento. Por la facilidad con la que actúan los delincuentes algunos hablan de zonas libertadas.

Entre el viernes y este sábado ocurrieron hechos delictivos que no fueron informados oficialmente desde la Cartera de Seguridad. Al respecto, sólo a algunos de estos casos se puede acceder gracias a fuentes judiciales.

Entre estos delitos se cuenta el que sufrió una mujer de 52 años en las inmediaciones de calles Catamarca y San Juan, el viernes alrededor de las 20.30. La víctima iba caminando cuando percibió un raro movimiento en su cartera.

La víctima de inmediato revisó el interior de la misma y se dio cuenta que ya no tenía más su billetera, en la cual tenía $500.

La mujer denunció que no logró ver quien le había sustraído el dinero de su cartera, pero lo extraño es que sucedió en hora pico a la salida del comercio.

Prácticamente a la misma hora que el robo a la mujer, un turista francés de 67 años fue blanco de un delito similar.

El galo estaba tomando un bar ubicado en calle Sarmiento y Avenida España. Había dejado su maletín en una silla y por lo que cuenta en su denuncia, los delincuentes han afinado sus métodos de hurto.

Cuando terminó el café que tomó en el local, pagó y tomó el portafolio para irse, pero le llamó la atención que estaba abierto. Se fijó en su interior y vio que su billetera ya no estaba más. Al turista le llevaron documentación personal, el pasaporte y $500 en efectivo, y como en el caso de la mujer, tampoco logró ver al ladrón.

El otro atraco callejero fue violento y ocurrió a las 4.15 de este sábado sobre calle Garibaldi.

Un joven de 24 años caminaba hacia San Martín cuando sintió que en su espalda le apoyaban “una punta”, según denunció.  De inmediato se dio vuelta y el delincuente le dio una trompada que lo tumbó al piso.

Estaba tirado en la vereda, medio grogui, y su atacante comenzó a revisarle los bolsillos. Le robó $100 y también sus anteojos. Pero el delincuente decidió llevarse algo más: la remera del joven.

Según fuentes policiales, la víctima tenía el ojo “en tinta” por el duro golpe recibido. De todos modos logró ver que el sujeto “tenía una especie de cortaplumas”, especificó en la denuncia.
Opiniones (1)
14 de diciembre de 2017 | 18:34
2
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 18:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. se dice o escribe "grogui" y no "drogui".
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho