Argentina buscará el apoyo de la ONU para crear bancos genéticos

Una delegación de la Cancillería y la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, viajaron a Ginebra (Suiza) para promover el proyecto ante el Consejo de Derechos Humano de la organización. Los bancos genéticos tendrán datos filiatorios que permitirán localizar a desaparecidos y víctimas de las dictaduras en otros países.

Argentina aspira a conseguir en los próximos días el apoyo del Consejo de Derechos Humanos de la ONU a un proyecto que promueve la creación de bancos genéticos de datos para localizar a desaparecidos y víctimas de dictaduras en otros países.

Para eso, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y una delegación de Cancillería, encabezada por el ministro Ernesto Gondra, disertaron hoy ante países miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra.

"La idea es mostrar la experiencia argentina, como un aporte a la solución de los dramas de niños desaparecidos que tienen o tuvieron otros países", reflexionó Carlotto desde Ginebra.

La propuesta para crear un Banco Mundial de Datos Genéticos de desaparecidos ya había sido adelantada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el primer discurso que ofreció como presidenta ante la 63 Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, en septiembre del año pasado.

La delegación argentina en Ginebra tiene previsto dar a conocer a los países miembros de la ONU la experiencia argentina en la creación del Banco Genético y su utilización para hallar a hijos de desaparecidos.

Si el Consejo avala la propuesta argentina, algo que según Gondra -también en diálogo con Télam desde Ginebra- podría ocurrir en los próximos 15 días, "organismos intergubernamentales de todo el mundo podrían intercambiar información, evaluar los métodos de búsqueda existentes y hasta elaborar un manual de prácticas forenses internacional".

"Nuestro fin es mostrar la tarea de Abuelas, que nos valimos de la ciencia para recuperar a nuestros nietos, y llevarla a otros países como una alternativa válida y científica para que puedan utilizarlo para buscar a sus desaparecidos", explicó Carlotto.

El eventual aval de la ONU a la promoción de bancos de datos genéticos en el mundo permitirá un intenso intercambio de información entre Argentina y los demás países, que podría servir para mejorar técnicas forenses de búsqueda.

Junto a Carlotto disertaron hoy Mercedes Doretti, especialista en antropología forense y exhumación de cadáveres; y Morris Tinbald Binz, miembro de la Cruz Roja internacional.

Gondra resaltó el "importante apoyo de los países americanos y el interés de los africanos" en la iniciativa argentina, pero advirtió que los países árabes "piden más explicaciones", algo que la delegación argentina confía en saciar en los próximos días.

Carlotto, por su parte, declaró que Argentina "está considerada pionera en materia de derechos humanos" y, por eso, las técnicas utilizadas por Abuelas pueden servir a búsquedas similares en países en conflicto o donde hayan ocurrido robos de niños.

Para garantizar que recuperen su identidad niños secuestrados por la última dictadura militar, Abuelas, junto a otros organismos gubernamentales, elaboró un proyecto para la creación del Banco Nacional de Datos Genéticos, convertido en ley 1987 y reglamentado en 1989, y que funciona en el Hospital Duran de esta capital.

La norma establece las condiciones prácticas que posibilitan la identificación de los hijos de desaparecidos; y el banco tiene como función el almacenamiento y conservación de la muestra de sangre de cada uno de los miembros de los grupos familiares.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 09:31
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 09:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial