Deportes

F1: La luz de alarma se enciende en McLaren

La escudería tiene problemas aerodinámicos y en los tests marcha en las últimas posiciones a dos semanas del inicio del campeonato, lejos de Brawn GP y de Toyota.

Lewis Hamilton sonríe. Un autógrafo aquí, una foto allá y los aficionados españoles, encantados. Nada hace pensar que la luz de alarma se ha encendido en McLaren-Mercedes, que no sale de las últimas posiciones en las jornadas finales de tests antes del inicio de la temporada 2009 de Fórmula 1.

"Ahora vuelvo", dice el británico Hamilton a los caza-autógrafos, a los que atiende como la estrella mediática que es. Su frase se puede interpretar: ¿Ahora vuelvo a ser campeón del mundo? ¿Ahora vuelvo a ser rápido?

Y es que los problemas aerodinámicos tienen a las "flechas de plata" en las últimas posiciones a dos semanas del inicio del campeonato, lejos, muy lejos de Brawn GP, de Toyota y hasta de Williams.

"Puede pasar que el mejor equipo no acierte en el centro de la diana a la primera. Ninguno de nuestros rivales lo verá de manera distinta", aseguró hoy a la agencia dpa Norbert Haug, director deportivo de Mercedes. Sus propulsores están, de momento, funcionando mejor en Brawn GP y hasta en Force India.

Haug tranquiliza, pero no esconde la realidad de los datos. "En este momento somos claramente demasiado lentos y trabajaremos duro para llegar de nuevo a la cabeza".

Después de la última jornada de tests hoy en Barcelona, a McLaren le quedarán tres días de pruebas -del 15 al 17 de marzo- en Jerez de la Frontera, en el sur de España. Después ya, el Gran Premio de Australia. "Emplearemos esos días para mejorar nuestro rendimiento", aventuró Haug.

"Se necesita tiempo", agregó el hombre de Mercedes, convencido de que el equipo sabe cómo hacerlo después de haber ganado un tercio de las carreras en los últimos cuatro años.

La urgencia es mayor porque sólo una semana después de Australia llegará el Gran Premio de Malaisia. Y no habrá tests durante la temporada. Por lo tanto, los viernes de Gran Premio son la única posibilidad de probar los cambios en el asfalto.

"Seremos un equipo competitivo, eso quiere decir que lucharemos por el campeonato", calmó el miércoles en la BBC Ron Dennis, director del Grupo McLaren. Dennis restó trascendencia al hecho de que sigan usando el alerón trasero de 2008 en lugar del nuevo.

"No sabemos qué están probando, pero es verdad que llevan unos días seguidos en las posiciones más retrasadas con diferentes pilotos. Han probado Pedro (de la Rosa), Kovalainen y Hamilton y siguen en las últimas posiciones", constató el español Fernando Alonso (Renault) el miércoles.

"¿Qué le pasa a McLaren?". Es la pregunta del millón y se la hace también el español Marc Gené, piloto probador de Ferrari.

A pesar de todo, la competencia es prudente. "Eso no quiere decir que en Australia vayan a estar detrás", señaló Alonso. "Con un equipo como McLaren-Mercedes hay que contar siempre", subrayó el alemán Sebastian Vettel (Red Bull).

McLaren-Mercedes tiene demasiado trabajo como para preocuparse de los silbidos que recibe Hamilton, el campeón del mundo, en Barcelona. "Cada uno puede calificar esos pitidos como quiera, pero yo creo que la mayoría de los aficionados que se entusiasman con la Fórmula 1 juzgan ese comportamiento como lo hacemos nosotros", dijo Haug.

Parte de la afición española es hostil con Hamilton desde la rivalidad que mantuvo con Alonso en 2007 en el equipo McLaren-Mercedes.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|10:58
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|10:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic