Deportes

Como un Rottweiler pero en el fútbol

En esta nota se intentaba repasar algunas claves del comportamiento animal pero inexplicablemente, a la hora de la publicación, se mezclaron párrafos de otra, que habla sobre los Barrabravas. Al tratar de corregirla, encontramos llamativas similitudes. ¿O no?

Violencia. (Del lat. violentĭa). f. Cualidad de violento. / Acción y efecto de violentar o violentarse. / Acción violenta o contra el natural modo de proceder.

Violento, ta. (Del lat. violentus). adj. Que está fuera de su natural estado, situación o modo. / Que obra con ímpetu y fuerza. / Que se hace bruscamente, con ímpetu e intensidad extraordinarias. / Que se hace contra el gusto de uno mismo, por ciertos respetos y consideraciones. /Se dice del genio arrebatado e impetuoso y que se deja llevar fácilmente de la ira.

El Rottweiler es un perro que se utiliza desde el Imperio romano como animal de protección, tanto de las posesiones materiales como de su propio amo.  Existen antiguas ilustraciones que lo representan con una bolsa de monedas atada a su cuello.

Ese mismo cuello, robusto, y sus fortísimas mandíbulas garantizan una gran y desgarradora mordedura. Históricamente han sido noticia y generalmente no por algo bueno.

Los Barrabravas surgieron en la década de los ’80 para ser utilizados como fuerza de choque por los dirigentes del fútbol, pero también fueron aprovechados por otros sectores. Partidos políticos, sindicatos, personajes famosos, empresarios y todo aquel que necesitara protección, o cuanto menos amedrentar a otro grupo o individuo, financiaron a este tipo de organizaciones.

Las Barras Bravas han sobrepasado el hecho de ser un fenómeno netamente futbolístico a ser un problema social. Cuando se acercan elecciones, por ejemplo, tanto nacionales como provinciales, son muchos los barras que fogonean campañas electorales.

Por tanto, cuando se analiza su comportamiento, inmediatamente surgen interrogantes: ¿Su instinto los lleva a ser malos? ¿Por qué llegan a desconocer hasta su propio dueño? ¿Es necesario que sean entrenados?

Aunque la Justicia ha ido actuando, a veces con más firmeza que otras, encarcelando a los principales referentes de estos grupos, la violencia en el fútbol aún no ha podido erradicarse. Indefectiblemente, llegamos a la conclusión que muchos son los que todavía quieren que estas “asociaciones” existan.

Es cierto que hay razas que por naturaleza son más agresivas que otras, pero el especialista Ricardo Bruno, responsable del área Caninos y Felinos de terapia asistida con animales de la Facultad de Veterinaria de la UBA, señaló en su oportunidad que “a la gente le pasa lo mismo con estos perros que con las armas. Las compran para combatir la inseguridad, pero las estadísticas indican que un 80% de los que las poseen se terminan lastimando ellos mismos o a miembros de su familia".

¿Por qué no son arrestados? La ley de prevención a la violencia en el deporte contiene un artículo específico que sanciona a quienes promuevan, faciliten o de alguna manera sostengan a las Barras.

Ahora bien, en el momento de ver a una persona que se pasea con uno de estos animales se nos presentan más preguntas: ¿Por qué tenerlo? ¿Por verse imponente junto a él? ¿Porque vio a otra persona que lo tiene y la admiración o envidia lo lleva a tenerlo?

En su mayoría, quienes integran una Barra Brava son adolescentes. Jóvenes, que al encontrarse excluidos de otros sistemas son absorbidos por estos núcleos violentos. Donde, para algunos, es la única forma de lograr sobresalir y conseguir algo de respeto.

Los especialistas en el comportamiento de este animal también aconsejan que quienes sean de carácter débil, extremadamente nerviosos o inseguros no deben tener un Rottweiler.

Como señaló Amilcar Romero (autor de “Muerte en la cancha”, “Los barra bravas y la contrasociedad deportiva” y otros-2005): “En el fútbol este tema es tabú, por muchos motivos. Y es tabú en el sentido más freudiano, que es la muerte. Sobre todo cuando sólo se habla del tema cuando aparece un muerto, porque un muerto es lo único que no se puede ocultar”.

 

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|07:32
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|07:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016