La joven a la que le hicieron un aborto tiene muerte cerebral irreversible

Los análisis clínicos y neurológicos determinaron que Romina Gélvez, de 22 años, no saldrá de ese estado. Sus familiares habían manifestado que, de acuerdo a las posibilidades de vida que tuviera Romina, evaluarían si solicitan que le desconecten el respirador artificial.

Los análisis clínicos y neurológicos determinaron que Roimina Gélvez, la joven de 22 años a la que le realizaron un aborto ilegal, no saldrá de ese estado. La joven se encuentra internada en el Hospital Español.

Sus familiares habían manifestado que, de acuerdo a las posibilidades de vida que tuviera Romina, evaluarían si solicitan que le desconecten el respirador artificial.
Opiniones (2)
22 de agosto de 2017 | 13:30
3
ERROR
22 de agosto de 2017 | 13:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Toalmente de acuerdo con tu opinion Griselda y te digo que tengo 54 años pero la sociedad ha evolucionado y la Iglesia sigue siendo anacronica que es el principal impedimento para la legalizacion del aborto somos dueño de nuestro cuerpo basta de hipocrecia!!!!!!
    2
  2. Romina podria ser mi hija. O su hija.. Y está con muerte cerebral por un aborto mal practicado. Si se salvara, iría presa, porque aquí el aborto no está despenalizado. Si se fuera mejorando, que esperemos un milagro, quizás le pondrían policías junto a la cama del hospital, porque ella ha delinquido. Seguramente su delito mayor fue enamorarse del hombre equivocado; no haber planificado un acto sexual con algún método anticonceptivo o ese método fallo; quizás no pudo enfrentar a sus padres y decirle lo que le pasó. Tal vez estaba estudiando y un hijo le iba a frustrar su carrera, etc. etc.. O simplemente no quería ser madre. Ella, como tantas Rominas, no puede ir a un hospital y decir que no quiere tener un hijo. Ella, como tantas Rominas, no puede decidir sobre su cuerpo y su vida. Las Rominas ricas tienen la posibilidad de pagar abortos clandestinos en clìnicas no clandestinas. Las Rominas pobres tienen que recurrir a cualquier curandera que le meta agujas, zondas, o algún elemento punzante que desgarre al feto y a su aparato reproductor. La vida del feto vale todo. Su vida no vale nada, según la ley vigente. Ella tendría que haber sido madre sí o sí. Digo yo, hasta cuando la ley va a ir por un lado y la realidad por otra???.
    1
En Imágenes