Kodama: "Todo el mundo quiere que yo desaparezca"

La viuda de Jorge Luis Borges llegó a Berlín para presentar la exposición "El Atlas de Borges", cuya gira mundial comenzó en Mendoza, que incluye fotos y textos de los viajes que emprendieron juntos, y se manifestó dispuesta a dialogar con quienes cuestionan su modo de difundir la obra del escritor argentino.

Por Diego Iturriza (dpa)

"Me parece muy bien discutir ideas", dijo una serena Kodama. "Lo que me parece una bajeza total es hacer críticas sin fundamentarlas", agregó en referencia a la opinión de la estudiosa de la literatura Beatriz Sarlo, quien manifestó más de una vez que mientras Kodama viva será imposible estudiar seriamente al escritor.

"Me encantaría que de persona a persona me explicara por qué dice eso". Pero a falta de explicaciones, Kodama sólo puede entender los cuestionamientos como producto de "los celos y una envidia feroz". "Me extrañó muchísimo que una persona inteligente y culta hiciera una declaración totalmente sin fundamento sobre una colega", agregó.

"Todo el mundo quiere que yo desparezca de escena", sostuvo, aunque aclaró que ha tomado recaudos para ese momento: "Está todo perfectamente arreglado. Y de una manera terrible", sostuvo. "Terrible para quienes desean que yo desaparezca, que van a decir 'ay, ojalá estuviera María'", agregó con una serena sonrisa.

La heredera universal de Borges explicó además que por estar "aislada en su trabajo" desconoce las discusiones puntuales sobre Borges en el medio intelectual argentino: "Yo estoy para hacer lo que tengo que hacer y lo que Borges me dijo que tengo que hacer", señaló.

"No sé qué es leer bien o entender bien" a Borges, expresó sobre la obra del autor. "Yo empecé a leerlo sin entenderlo, tenía diez años, leí Las ruinas circulares y en ese momento no lo entendí, pero sí sentí la belleza de ese texto y las palabras... Borges decía que la literatura se tiene que sentir como la cercanía del mar, si no se siente es inútil todo entendimiento", explicó.

Kodama repasó también lo que desde su punto de vista son los logros de la fundación que dirige: "Se mejoró la traducción al inglés, se está trabajando en una edición en español con notas a cargo de Irma Zangara y de Rolando Costa Picazo, que no había, y se ha editado Textos recobrados, recopilación de textos que no existían como libro", detalló.

"También está toda la serie de conferencias que otros profesores y yo damos desde la fundación para estudiantes secundarios y universitarios que están haciendo tesis sobre Borges", agregó.

Kodama contó también que confía en poder "inaugurar el museo de Borges para el 110 aniversario de su nacimiento, en el próximo agosto, en el mismo edificio de la Fundación Borges", y cruza los dedos para que sea posible.

Sobre la edición de la Feria del Libro de Francfort en 2010, en la que el país invitado será Argentina, Kodama dijo desconocer cómo se está manejando a nivel oficial. De todos modos, opinó que la feria es "muy distinta de la que se hace en Buenos Aires. Es una feria a la que van sobre todo agentes y editores y cada casa editorial organiza algo en torno a sus autores", explicó.

"No es como la feria de Buenos Aires, que es más para el público. La de Francfort es más desde el punto de vista profesional, agentes y editores, por lo que supongo que las editoriales argentinas van a organizar algo".

"Releo más que leo", dijo Kodama sobre sus hábitos de lectura. "Entre mis textos preferidos están las tragedias griegas. Creo que ahí está todo, nada nuevo se ha hecho desde entonces, nadie como ellos hizo la disección del alma humana", contó.

"Y esa disección es tan perfecta y arquetípica que siguen existiendo sin cambios la misma bajeza, el mismo horror, la misma grandeza a veces. Leo en griego antiguo, gracias a mi profesor de griego de la universidad al que adoraba, Guillermo Thiele, que en la primera clase recitó versos griegos y nos emocionó hondamente, aunque no entendíamos lo que decía".

"No sé si me iré a vivir a otro lado", contestó Kodama al preguntársele si planea abandonar Buenos Aires. "No planeo las cosas, dejo que las cosas fluyan. Como yo viajo tanto si en algún momento llego a un lugar y digo qué maravilla, me quedaré, mientras tanto sigo así, flotando", concluyó.

El lector ideal de Borges

María Kodama manifestó que el lector ideal de Borges es quien lee por placer: "Él soñaba, se despertaba y pensaba '¿esto para qué me sirve?'. Escribía por placer, entonces creo que el lector ideal para Borges es el que lee por placer. Por carácter transitivo", explicó.

Sobre su famosa relación, Kodama explicó por qué siempre se trató de "usted" con Borges: "Él quería que yo lo voseara y yo no quería porque para mí el 'vos' es lo común. Era lo cotidiano y la diferencia para mí era el 'usted'", señaló.

"No podía tratarlo de 'vos' porque era bajarlo a un nivel de cotidianeidad y no de intimidad, sino de algo exterior. Me dijo entonces que si yo no lo voseaba, él tampoco podía, porque iba a sentir que me trataba en un plano inferior", detalló.

"'Bueno, está bien, si usted quiere que nos tratemos como las viejas parejas criollas nos vamos a tratar de usted', me dijo. Son códigos y cosas que tiene cada pareja", agregó.

"Él me decía '¿No queda precioso su nombre María Kodama de Borges?'; 'No soy de nadie, Borges, yo estoy con quien quiero estar y si lo quiero es para siempre, pero si no, nada puede retenerme', le contesté", contó Kodama.

"Él se rió y me dijo que tenía neurosis de destino, porque tiempo atrás había estado enamorado de Cecilia Ingenieros, y al acercarse a ella le dijo: '¿Usted es la hija de José Ingenieros?", y ella: 'Yo no soy hija de nadie'. Por eso me quería, por mi independencia", agregó.

Kodama confirmó el interés de Borges en bandas de rock como los Beatles o los Rolling Stones, y contó que en compañía del escritor vio numerosas veces la película The Wall, "porque él decía que la música le transmitía energía".

Borges en cambio nunca escuchó al músico argentino Charly García, pero a Kodama "algunas cosas de él" le gustan mucho. "Hace mucho que no lo escucho, pero es un personaje muy especial y es triste ver una persona con tanta capacidad autodestruirse", agregó.

Kodama habló en alemán en el acto de apertura de la exposición y se refirió a la especial relación del escritor con Alemania y su lengua, tras lo cual leyó su poema A la lengua alemana.

Opiniones (1)
8 de Diciembre de 2016|11:47
2
ERROR
8 de Diciembre de 2016|11:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Sí.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic