Detuvieron a 3 policías federales por participar de un secuestro extorsivo

Habrían participado del secuestro junto a barrabravas del club Vélez Sarsfield. La detención fue confirmada por el ministro de Seguridad y Justicia de la Nación, Aníbal Fernández. El funcionario afirmó que la noticia le produce una "bronca fenomenal". Pero a la vez afirmó que la Federal "está compuesta en un 99,9 por ciento por gente honesta".

La Justicia detuvo hoy a tres efectivos de la comisaría 44 de la Policía Federal acusados de participar en un secuestro extorsivo, conjuntamente con barrabravas de Vélez Sarsfield, confirmó el Ministro de Seguridad y Justicia, Aníbal Fernández.

El caso involucra al ayudante Patricio Eduardo Julio De Rose, al cabo de brigada Héctor Miño, y al subinspector Enrique Omar Zabala (actualmente asignado a la comisaría 35).

Los dos primeros fueron detenidos este mediodía, poco después de que la Justicia dictara la orden de arresto, mientras que el último se entregó a la justicia por la tarde, cuando tomó conocimiento de la medida judicial en su contra.

Además de los policías figuran imputados en la causa Fernando Morales y dos hombres vinculados con Vélez Sarsfield: Christian Gabriel Galuzzi y Mariano Gastón Hierro.

Aníbal Fernández indicó esta tarde, en declaraciones a un canal de cable, que le produce una "bronca fenomenal" saber que integrantes de la Policía Federal aparecen implicados en un delito de este tipo, aunque celebró que "los propios anticuerpos" de la fuerza permitieran concretar las detenciones.

"La Policía Federal está compuesta en un 99,9 por ciento por gente honesta y por eso se saben este tipo de hechos", expresó el funcionario.

En tal sentido, sostuvo que a su entender los efectivos implicados en este tipo de hechos "no son loquitos sueltos, sino delincuentes que se aprovechan de su situación" de funcionarios policiales.

En el marco de las investigaciones, la Justicia allanó hoy la comisaría 44 -situada en la calle Manuel Porcel de Peralta 726- en búsqueda de elementos probatorios para esclarecer el hecho.
El grupo, al parecer, apuntaba a personas con problemas con la ley para secuestrarlos y exigir un rescate, aunque no se descarta que llevaran a cabo también otro tipo de actividades ilícitas.

El principal caso que se investiga es la privación ilegal de la libertad de dos hombres, uno de ellos con antecedentes por narcotráfico y, por el cual se exigió la entrega de 40 mil dólares como rescate.

Los hombres fueron identificados tras dos meses de investigaciones encabezadas por el fiscal federal Federico Delgado, quien pidió las detenciones correspondientes al juez Marcelo Martínez de Georgi.

La investigación sobre las actividades del grupo empezó con el secuestro extorsivo de dos hombres, ocurrido el 4 de enero pasado en un domicilio situado en Manzoni.

En ese lugar, identificándose como policías se llevaron a Jorge Gregorio Díaz, un hombre con antecedentes por un caso de narcotráfico, y a su amigo Alejandro Romano.

El grupo llegó en tres autos: un Peugeot 504 de color negro, un 206 bordó con una sirena en el techo, y un Volkswagen Gol gris.

Mientras Díaz, sangrando, y su amigo eran introducidos en distintos autos, un vecino, al que los movimientos le parecieron sospechosos, llamó al teléfono 911 y detonó la investigación judicial.

A partir de ese momento, la esposa de Díaz, junto con el ex futbolista de Boca Carlos Damián Randazzo inició las conversaciones telefónicas con la seccional 44, que eran seguidas de cerca por la división Antisecuestros de la misma fuerza.

Según se supo, los hombres fueron paseados por diferentes lugares de Liniers, mientras se negoció con la esposa de Díaz que se le permitiera ver a su esposo en una plaza del mismo barrio.

En ese lugar, cuatro policías que se identificaron como pertenecientes a la división Drogas Peligrosas le mostraron a su esposo, cautivo en un Volkswagen, quien le pidió que juntara la plata, unos 40 mil dólares, y pagara.

La mujer y Randazzo comenzaron a negociar el pago, pero, de acuerdo con la investigación realizada a través de escuchas telefónicas, los policías abortaron la operación al sentir que eran seguido de cerca por sus colegas de Antisecuestros y finalmente liberaron a los cautivos cerca de las 4:00 de la madrugada.
Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 18:39
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 18:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho