Descubren el friso más antiguo de la cultura maya

Un grupo de arqueólogos, dirigidos por el estadounidense Richard Hasen, anunció el hallazgo de un friso construido unos 300 años antes de Cristo en Guatemala, poniendo de manifiesto que el apogeo de los mayas es mucho más antiguo de lo creían los expertos. En la zona, hay más de 4.000 pirámides.

El friso, de unos cuatro metros de largo y tres de altura, fue construido en piedra caliza y estuco (retocado con cal fina) en el centro arqueológico El Mirador, anclado en el corazón de la selva de Petén, unos 650 kilómetros al norte de la capital, y develado por Hasen y el ministro de Cultura, Jerónimo Lancerio.

En el mural, que está en buenas condiciones, los hijos de uno de los dioses del libro sagrado de los mayas, el Popol Vuh, conocidos como Ixbalanque y Hunapú, están nadando en un río ante la presencia "monstruos celestiales", comentó Hasen.

"Es una joya increíble, un diamante en bruto. No hay nada en América Latina comparado con esto. Es una joya mundial", afirma el arqueólogo estadounidense Richard Hasen. "Es la cuenca natural y cultural más grande del mundo maya, del hemisferio y del mundo en términos de volumen", agrega Hasen, una apasionado investigador que llegó a Guatemala a finales de la década de los 70 para quedarse a explorar y tratar de descifrar la civilización maya.

El descubrimiento fue fortuito porque Hasen con otros arqueólogos trataban de descifrar los canales de almacenamiento de agua que utilizaban en esa época debido a la carencia de ríos o mantos acuíferos en la espesura de la selva y fronteriza con México.

"Este es arte arquitectónico que viene a demostrar que los mayas de esa época no eran simples campesinos, sino que ya habían desarrollado una civilización avanzada antes de lo que se tenía conocimiento", agregó al develar la pieza, en presencia de los embajadores de Francia y Noruega.

El experto está convencido de que los mayas, junto con la china, mesopotámica y egipcia son las mayores "civilizaciones que construyeron el mundo".

Recordó que el descubrimiento más antiguo sobre el Popol Vuh fue hecho en 1700 cuando el español fray Francisco Jiménez descubrió un documento escrito por los mayas y lo tradujo, por eso se consideraba que ese libro tenía mucha influencia cristiana.

No obstante, con este hallazgo se comprueba que Ixbalanque y Hunapú ya existían 300 años antes de Cristo, con lo que se confirma la originalidad de la creación divina en la civilización maya, afirmó.

Aunque "el mundo está despertando su interés para que El Mirador se cuide y se preserve", los fondos son insuficientes para devolverle su esplendor, toda vez que la cuenca la forman unas 4.000 pirámides, pero 3.500 están en proceso de exploración.

El experto detalló que los principales descubrimientos sobre los mayas en El Mirador datan del 200 al 150 antes de Cristo, como la famosa pirámide La Danta, considerada una de las estructuras más grande del mundo antiguo en términos de volumen.

La Danta, que aún no está totalmente descubierta, hasta el momento es la más grande de las construidas por los mayas debido a que tiene 300 metros de ancho por 600 de largo y alcanza una altura de más de 72 metros.

Sin embargo, los trabajos de limpieza de montículos ha sido lento debido al poco financiamiento, ya que se necesitan unos 250.000 dólares mensuales y no logran recaudar ni un millón al año.

Según las investigaciones, los mayas construyeron estos inmensos monumentos entre el 200 y 150 antes de Cristo, pero abandonaron el lugar entre los años 150 y 200 de nuestra era. Después de 500 años de abandono, volvieron a ocupar la zona para construir residencias modestas y la dejaron para siempre hacia el 900 de nuestra era.

Anualmente lo visitan sólo unas 3.000 personas debido a su díficil acceso porque se necesitan tres días para ingresar por tierra, mientras que el tiempo se reduce a 30 minutos en helicóptero desde el aeropuerto Mundo Maya, ubicado en Santa Elena, unos 520 km al norte de la capital.

Fuente: AFP

En Imágenes