Deportes

Crisis total en el Valencia, que ayer volvió a perder

El equipo, eliminado de la Copa del Rey y de la UEFA, se encuentra a seis puntos del cuarto puesto, el último que le puede meter en la Liga de Campeones.

El Valencia sigue cayendo de todos sus pedestales: las obras del estadio nuevo están paradas, los jugadores no cobran desde hace un mes y el equipo volvió a perder el domingo y cayó al octavo puesto, muy lejos del objetivo y de las esperanzas iniciales.

Tras una temporada 2007-2008 de pesadilla, con un décimo puesto en la Liga y durante un tiempo coqueteando con el descenso, el Valencia, que se había consolado con la Copa del Rey, aspiraba este año a jugar un papel importante, impulsado por sus dos grandes estrellas: David Villa y David Silva.

Sin embargo, esta temporada pinta mucho peor que la anterior.

El Valencia, ganador de la Liga en 2002 y 2004 y de la Copa de la UEFA en 2004, no ganó ningún partido desde el 1 de febrero (3-2 contra Almería en Liga) y tiene en su haber dos derrotas vergonzosas: 2-1 en casa contra el modesto Valladolid y el domingo un 2-1 contra el último de la tabla, el Numancia.

El equipo, eliminado de la Copa del Rey y de la UEFA, se encuentra a seis puntos del cuarto puesto, el último que le puede meter en la lucrativa Liga de Campeones.

Esta falta de éxitos coincide además con un período en el cual los jugadores dejaron de cobrar sus salarios, al encontrarse el club en dificultades financieras particularmente delicadas, empeñado en la construcción de un nuevo y ultramoderno estadio, que seguramente no estará listo, como se preveía, la temporada próxima.

Las obras fueron interrumpidas hace 15 días por el club, tremendamente endeudado y que no puede hacer frente a los gastos para la construcción que empezó en 2007.

Los jugadores dicen que sólo piensan en el fútbol. "A todo el mundo le gusta cobrar por el trabajo que hace, pero si hay un pequeño retraso porque el club tiene un pequeño problema, no sé porqué no tenemos que meter la pierna igual que antes", declaraba a mediados de febrero el defensor italiano Emiliano Moretti.

El porvenir del club se anuncia muy sombrío, mientras un nuevo plan de viabilidad, del que se encarga el nuevo director general, Javier Gómez, podría desembocar en la venta de los mejores jugadores, sobre todo de las dos "joyas" del equipo: Villa y Silva.

"Nos dolería que se fueran jugadores como éstos porque son grandes jugadores y nos ayudan a estar arriba, pero la realidad del club es la que es", reconocía hace unos días el centrocampista brasileño Edu.

El joven entrenador Unai Emery, gran promesa tras la excelente temporada 2007-2008 con el ascendido Almería (8º), no sabe qué hacer para que su equipo vuelva a ganar.

Tras la derrota en Soria frente al Numancia, se señaló a sí mismo como principal responsable de la situación del equipo en el plano deportivo y espera que él y su equipo hayan "tocado fondo" y que puedan remontar.
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic