Salvaje golpiza a un jubilado de 89 años, le desfiguraron la cara

El asaltante hasta intentó encerrarlo dentro del baúl de un
auto, pese a que ya le había sacado 800 pesos y un arma de fuego,
que encontró en la vivienda.

Un jubilado de 89 años fue víctima de un salvaje asalto perpetrado por un delincuente, quien entró a robar a su casa de la localidad platense de Ringuelet y lo golpeó ferozmente, dejándolo con la cara desfigurada y el tabique nasal quebrado. El asaltante hasta intentó encerrarlo dentro del baúl de un auto, pese a que ya le había sacado 800 pesos y un arma de fuego, que encontró en la vivienda.


El violento episodio se produjo ayer por la mañana, pasadas las 7:00, cuando la víctima, identificada como Salvador Arturo Gómez, acababa de levantarse y se preparaba para desayunar. "Estaba en el dormitorio armando la cama, como hago siempre antes de desayunar, y escuché un ruido en el patio. Salí a ver qué era, pero no vi nada. Entonces volví al dormitorio y escuché otro ruido", dijo Salvador en diálogo con el diario El Día de esta ciudad.

"Fui a la cocina y lo ví que ya había entrado por la ventana que da al patio. Era un muchacho de unos 20 ó 22 años y se llevaba la mano a la espalda como si tuviera un arma", recordó el jubilado. Según relató, el asaltante habría ingresado a la vivienda saltando una puerta lateral que da al patio trasero, y una vez en ese lugar, forzó una ventana que da a la cocina. Desde un primer momento, de acuerdo con lo expresado por el vecino de Ringuelet, el ladrón se mostró sumamente agresivo.

"Me empezó a pedir plata y oro. Aparte me decía '¡yo sé que tenés un arma!, ¿dónde está?'. Se ve que tenía datos, porque sabía de la pistola calibre 22, que tenía guardada", aseguró Salvador.  "Me llevó al dormitorio y me seguía pidiendo que le diera todo. Entonces abrió el cajón de la mesita de luz y encontró la pistola. Ahí me empezó a pegar culatazos en la cabeza, en la cara y en la nariz. Me gritaba que me iba a matar y que le diera la plata que tenía escondida", relató el jubilado.

"Le di todo lo que tenía, 800 pesos, pero me siguió pegando. Me llevó hasta el garaje y me quiso meter en el baúl del auto. Pero no lo pudo abrir, entonces me obligó a ir al baño, pero no me  encerró, porque no tiene llave", aclaró. "Después de un rato, cuando salí, ya no estaba", indicó Salvador, quien permaneció en el baño, dolorido y sangrando por los culatazos recibidos. Además de la pistola automática calibre 22, con el cargador lleno, y todos los ahorros que poseía, el delincuente le sustrajo "dos celulares y un DVD. Encima se llevó las llaves de la casa y
del auto, que ahora no lo puedo poner en marcha", expresó Gómez indignado.

Familiares de Salvador no disimularon su sorpresa por la fortaleza del abuelo, quien con sus 89 años soportó una brutal golpiza. "Tiene toda la cabeza cortada, la cara completamente golpeada y el tabique quebrado", detalló un allegado y Salvador lo
interrumpió: "Por la nariz no puedo respirar nada".  Profundamente indignado, la persona que acompañaba a la víctima
sentenció: "Si llego a agarrar al que le hizo esto, lo  mato".
Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 17:10
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 17:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'