Deportes

Tigre goleó a Racing Club en Victoria 4 a 1

El equipo de Cagna, le propinó una verdadera páliza a Racing al derrotarlo con simpleza en su estadio. Matías Giménez fue la figura de la cancha.

Tigre fue otro equipo que se aprovechó de Racing Club al vencerlo con contundencia por 4 a 1, en Victoria, en un partido correspondiente a la quinta fecha del torneo Clausura.

Los goles de Tigre los señalaron Néstor Ayala, Matías Giménez, en dos ocasiones, el primero de penal y Leandro Lázzaro. Franco Sosa, de tiro libre, había marcado el empate transitorio para Racing.

Con este resultado Racing comienza a sufrir ya no por la promoción sino con el descenso directo y su futuro, después de lo victo esta noche, es más que negro.

Tigre y Racing salieron a jugar en Victoria con la mochila de no haber ganado hasta ese momento en todo el torneo Clausura, siendo de los equipos más irregulares del certamen.

Pero para Racing no era un partido más, como no lo será ninguno de este campeonato debido a su angustiosa situación con el promedio del descenso.

Sabiendo eso, Tigre salió a jugarle al conjunto de Ricardo Caruso Lombardi, apostando al error del rival. Y tardó sólo cuatro minutos en ponerse en ventaja, en gran parte gracias a Pablo Migliore, quien al estilo Gustavo Campagnuolo salió mal en un centro al área, algo que aprovechó Ayala para establecer el 1-0.

Con el resultado en contra los de Avellaneda buscaron empatar, pero chocaron con su propia impotencia, su falta de fútbol y con actuaciones individuales llamativas, porque Leandro González nunca le acertó un pase a un compañero, Pablo Caballero mide casi dos metros y sólo cabeceó una vez y su defensa es una invitación para que el rival lo ataque.

Sin embargo en esa primera etapa llegó al empate parcial, algo que consiguió con colaboración del arquero rival, Daniel Islas, quien quedó mal parado en el tiro libre ejecutado por Sosa que se le metió por el segundo palo.

A partir de ese momento el partido entró en la mediocridad general, aunque la sensación en Victoria era que Tigre en cuanto se lo propusiera se podría poner en ventaja.

Y así sucedió, aunque los dirigidos por Diego Cagna contaron con la colaboración de Gabriel Brazenas, quien cobró un penal inexistente de Lucas Aveldaño a Rodolfo Arruabarrena y que Giménez se encargó de cambiar por gol.

En los últimos diez minutos del primer tiempo los locales estuvieron más cerca del tercer gol -Carlos Luna lo tuvo dos veces sobre el fina, pero salvó Migliore- que Racing del empate, por eso los de Caruso Lombardi respiraron aliviados cuando se fueron al vestuario en el entretiempo.

En el segundo tiempo se produjo un hecho muy curioso, sobre todo en los primeros minutos, por Tigre le cedió la pelota a Racing y esa fue su mejor forma de defenderse, porque los de Avellaneda nunca supieron qué hacer con el balón.

Cuando Tigre recuperaba la pelota, siempre a través de Diego Castaño, su mejor jugador, enseguida llegaba a posiciones de ataque, pero sufrió porque Ayala después de su gol desapareció y Luna y Lázzaro no estuvieron finos.

Pero Tigre acertó en una y llegó al tercero, luego de un desborde de Lázzaro, quien envió un centro que vio pasar Migliore y que conectó Giménez en el segundo palo para establecer el 3 a 1.

Todo lo que quedó del partido fue para que los dirigidos por Cagna se lucieran, para que Lázzaro apareciera en el juego para marcar el cuarto gol y así los hinchas de Tigre pudieron festejar una goleada histórica y su primer triunfo del torneo Clausura.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|05:07
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|05:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes