Diez años sin Bioy: el "gentleman" de la literatura fantástica

El argentino, uno de los grandes escritores de habla hispana y Premio Cervantes 1990, confesaba en su última entrevista antes de que lo alcanzara la muerte: "La felicidad es inventar una historia". Falleció el 8 de marzo de 1999 por una falla multiorgánica. Dedicó toda su vida a la literatura.

Por Gabriela Mayer / dpa

Para explicar su atracción por la literatura fantástica, que en sus libros se entrelaza con lo cotidiano, Bioy solía remitirse a la primera experiencia fantástica que le ofreció la realidad durante su infancia: un espejo trifásico que era propiedad de su madre.

La consagración literaria de Bioy, que siempre renegó de sus primeras obras, se produjo de la mano de La invención de Morel (1940), considerada una obra maestra de la literatura fantástica argentina.

A esa novela, a la que su íntimo amigo Jorge Luis Borges calificó de "perfecta", le siguieron otras como Plan de evasión (1945), El sueño de los héroes (1954) y Diario de la guerra del cerdo (1969). Asimismo publicó entre otros los libros de cuentos La trama celeste (1948), El gran serafín (1967) y El héroe de las mujeres (1978). Varias de sus ficciones fueron adaptadas al cine.

Bioy y Borges compartieron numerosas aventuras literarias, como la compilación de antologías de la literatura fantástica y policial y la creación de un escritor imaginario, H. Bustos Domecq, seudónimo con el que publicaron Seis problemas para don Isidro Parodi (1942). A B. Suárez Lynch, en tanto, le adjudicaron Un modelo para la muerte (1946).

Entre otras obras de su fecunda colaboración, más tarde llegarían Crónicas de Bustos Domecq (1967) y Nuevos cuentos de Bustos Domecq (1977). "Las obras de Bustos Domecq no se parecen ni a lo que Bioy escribe por su cuenta ni a lo que yo escribo por mi cuenta", explicaba Borges a Victoria Ocampo, cuñada de Bioy y en cuya casa se conocieron ambos escritores a principios de la década del ´30.

Pero entre sus logros comunes también se contó la redacción de un folleto comercial sobre las bondades del yogur, allá por 1937. "Nos reíamos a carcajadas cuando escribíamos", contaba Bioy.

En 2006 se publicó en forma póstuma Borges, un voluminoso diario donde Bioy registró las frecuentes y ácidas conversaciones que mantuvo con el autor de El Aleph a lo largo de varias décadas de entrañable amistad.

Nacido el 15 de septiembre de 1914 en un hogar porteño de clase acomodada, elegante, buen mozo y deportista en su juventud, Bioy era un gran seductor. "Mi vida ha sido la literatura y las mujeres", sintetizaba. El amor fue una de sus grandes fijaciones, tanto en la realidad como en las letras.

El maestro del cuento y de la literatura fantástica se casó en 1940 con la escritora Silvina Ocampo, con quien publicó el policial Los que aman, odian (1946) y tuvo una hija. Bioy, quien sobrevivió a ambas, explicaba: "Tiendo a ser amigo de las mujeres más bien. Son en general menos centradas en ellas mismas que los hombres, que me cansan un poco".

Su compatriota Julio Cortázar llegó a decir, según refería años después Bioy, "que le gustaría que el libro que estaba escribiendo lo escribiera yo, porque sobre mujeres escribía mejor que él". "Nos hemos visto cuatro o cinco veces en la vida, pero ha sobrado eso para que fuéramos muy amigos", contaba.

Bioy, quien en sus presentaciones públicas hacía gala de una impecable memoria y un fino sentido del humor, se definió alguna vez como dueño de "una cortesía atenta y una elegancia un tanto anticuada propia de un `gentleman´ argentino".

Asimismo autor de ensayos y lector voraz, afirmaba que no podía concebir un destino diferente al de creador de historias, que manaban casi siempre de su bolígrafo.

"Me gusta muchísimo escribir, no puedo imaginar otra cosa", sostenía. Y en cuanto a la muerte, apuntaba que la mejor manera de esperarla era "viviendo distraídamente, sin pensar mucho en ella".

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|19:28
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|19:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016