Salidera: le robaron 2.500 dólares al llegar a su casa de Guaymallén

La víctima, una joven de 22 años, fue abordada por dos individuos cuando llegaba a su domicilio de calle Tirasso al 2000. El dinero lo tenía en el bolsillo, y los ladrones sabían exactamente que lo había guardado en sus prendas. Hasta el momento no hay detenido.

Una joven sufrió una salidera bancaria cuando estaba por llegaba a su domicilio de Guaymallén. Al parecer, los delincuentes la habrían seguido desde la entidad de donde sacó US$ 2.500 hasta su casa.

Estefanía Vargas (22) sufrió este jueves uno de los delitos que más creció en los últimos dos años: la salidera bancaria.

Los delincuentes han elegido, desde hace un par de años, esta modalidad de robo porque el botín es más suculento que en otros atracos, pero también porque los ladrones saben algo de leyes.

Se trata de un delito menor en el que rara vez se utilizan armas o violencia, sólo un manotazo y tironeo a la cartera (si las víctimas son mujeres) o introduciendo la mano en un bolsillo de los hombres para sacarle el dinero.

En el caso que sean detenidos son imputados por “robo simple”. Por esa calificación los detenidos quedan libres a las pocas horas, excepto que cuenten con muchos antecedentes delictivos.

Los tres individuos que le robaron casi $8.000 a la joven posiblemente hayan leído el Código Penal y se están dedicando a estas lides.

A las 11 de este jueves, Estefanía fue testigo de estas tretas y a la vez víctima del accionar delictivo. Había sacado US$ 2.500 de la sucursal del Banco Francés ubicada en calle Libertad y Bandera de los Andes, de Guaymallén.

A su casa, de calle Tirasso al 2000, se trasladó abordo de una moto con dos personas más. Cuando se detuvieron para ingresar a la vivienda, aparecieron otros tres individuos, y casualmente, a bordo de una moto también.

Uno de los delincuentes le dijo: "Dame la guita ya, sino la van a pasar mal". La joven le entregó la cartera creyendo que los sujetos la tomarían y huirían rápidamente. Pero esto no fue así.

Lo sorprendente es que el mismo ladrón no le quiso recibir la cartera y le ordenó: "No, nena, no... dame la guita que tenés en el bolsillo". Aunque no fue apuntada con un arma pero el sujeto le dijo que la tenía, la víctima metió la mano en el bolsillo y le entregó los dólares.

Es decir, los delincuentes sabían exactamente en dónde había guardado el dinero Estefanía. Luego de hacerse con el efectivo, le quitaron la llave de la moto a la persona que había trasladado a la joven y huyeron.

Tras el robo, se comunicó al 911 para informar el suceso, pero trascendió que estaba muy mal y enojada, y prácticamente se negó a brindarle mayores detalles a los uniformados que acudieron al lugar del hecho.

Opiniones (2)
16 de agosto de 2017 | 20:41
3
ERROR
16 de agosto de 2017 | 20:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Desde el Ministerio de Seguridad (inseguridad), podrían averiguar el nombre del empleado bancario que le entregó los u$s 2.500 a la chica. Ese boludo, es el único que debe saber a quien le dio esa cantidad y por consiguiente debe ser responsable. (pasa datos) Y estoy seguro que en todos los casos, se debe indagar a los empleados del banco que están en conocimiento del cliente que retira efectivo.
    2
  2. SI LA PRENSA TUVIESE UNA NÓNIMA,DE LAS SALIDERAS BANCARIAS,POR MUCHO ESTÁ EN PRIMER ORDEN EL BANCO FRANCÉS.EN UNA OPORTUNIDAD DEJE CONSTANCIA,Q EL TESORERO DEL BANCO NACIÓN,ME ENTREGÓ MENOS DINERO,CUANDO FUI A COMPRAR UN AUTO,ESTANDO EN LA CONCESIONARIA,ME DÍ CUENTA,XQ COMO ERA UNA SUMA IMPORTANTE NO PODÍA SEGUIR CUANDO HACÍAN LOS FAJOS DE BILLETES.INMEDIATAMENTE LLAMÉ AL BANCO Y FUERON EL CONTADOR Y EL TESORERO A LLEVARME EL DINERO FALTANTE.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial