Ultiman los detalles para la creación del Banco del Sur

Los titulares de las carteras de Hacienda de Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador y Venezuela se reunirán hoy en Río de Janeiro para definir las últimas cuestiones para su puesta en marcha, prevista para noviembre próximo. La entidad es concebida como una alternativa a los tradicionales organismos financieros multilaterales.

Los ministros de Economía y Finanzas de Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador y Venezuela se reunirán este lunes en Río de Janeiro para intentar dar las puntadas finales a la conformación y puesta en marcha en noviembre próximo del Banco del Sur.

La delegación argentina -que partirá con destino a la ciudad carioca este domingo- será encabezada por el titular del Palacio de Hacienda, Miguel Peirano; el secretario de Finanzas, Sergio Chodos; y el jefe de Gabinete de Asesores, Javier Alvaredo, detallaron a Télam fuentes de la cartera económica.

Durante el encuentro se analizará el acta fundacional de la entidad, concebida como una alternativa a los tradicionales organismos financieros multilaterales, en el que participarán también Paraguay y Uruguay, entre otros países de la región.

Con la incorporación efectiva de Brasil en la discusión, concretada a principios del corriente año, al eje de análisis se sumó la posibilidad de que la futura institución funcione como un banco de fomento destinado a solventar los proyectos de integración regional.

Hace dos semanas, el presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo que ya acordó con su par argentino, Néstor Kirchner; de Ecuador, Rafael Correa; y de Bolivia, Evo Morales, que el banco cobre vida en forma efectiva en noviembre y que comience a operar en 2008.

El organismo -cuya sede central estará en Caracas- tendría un capital inicial de 7.000 millones de dólares procedentes de las reservas internacionales de cada país fundador. Más allá de estas especulaciones, el capital inicial del banco será uno de los temas que se abordarán en la reunión de Río.

El encuentro, que contará con dos sesiones centrales, una a la mañana y otra en la tarde del lunes, en la que participarán los ministros de Economía y Finanzas de la región, tendrá una continuidad el martes a nivel técnico.

El miércoles, el presidente Chávez dijo que recibió un llamado del presidente del Bandes brasileño, Rafael Isea, con la confirmación de la reunión de Río de Janeiro.

"Me informó que habrá reunión en pocos días de los ministros de Finanzas de los países miembros del Banco del Sur, y ya se ratificó en Río de Janeiro que la sede del Banco será Caracas", expresó Chávez en un receso de la reunión de la Comisión Central de Planificación que se realizó en el Palacio de Miraflores, según consignó la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN).

Por su parte el ministro del Interior de Ecuador, Gustavo Larrea, dijo que el Banco del Sur, podría convertirse en la entidad "más grande del mundo". "Sólo el Banco del Sur va a ser dos veces más, en capital, que el BID", dijo el funcionario a la prensa extranjera, tras lo cual agregó: "al unir nuestras reservas se tendrá al banco más grande del planeta".

"Es un error no tener un banco propio, que nos paguen el 2,2 por ciento de interés por nuestros fondos (depositados en entidades internacionales) y nos cobren 12 por ciento por la deuda externa.

¡Eso debe acabar y va a acabarse!", manifestó el ministro ecuatoriano. Por el lado brasileño, la jefa del Gabinete de ministros, Dilma Rousseff, dijo el jueves pasado, en una entrevista con periodistas del diario Folha de San Pablo, que sería "importante que haya una proporcionalidad en el aporte de capital y en la representación".

Chávez había manifestado que los accionistas deberían tener una representación semejante, independientemente de los aportes financieros. "Ya disentimos en varios asuntos y vamos a continuar sabiamente manifestando nuestras posiciones", dijo Rousseff, quien aclaró sin embargo que no se trata de una "política de confrontación".

El lanzamiento de la entidad -previsto originalmente para julio o agosto- quedó demorado inicialmente por desacuerdos entre los gobiernos de Brasil y Venezuela, que ahora pusieron paños fríos a la agenda.

Otro motivo que ralentizó los avances en la materia fue la última crisis financiera, cuyo epicentro fue el mercado hipotecario estadounidense y que repercutió a nivel mundial. Ahora, la aspiración es que, si hay avances en el encuentro de Río de Janeiro, la presentación formal del Banco del Sur se realice en noviembre.
 
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 22:52
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 22:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho