Fernando Meirelles: "Saramago lloró al ver la película"

El cineasta brasileño, que presentó en España su última producción basada en la novela "Ensayo sobre la ceguera" de José Saramago, aseguró hoy que los latinoamericanos entienden mejor la esencia del filme.

"Tengo la impresión de que A ciegas va a ir muy bien en España, como fue muy bien en Portugal, Brasil y México. Fue fatal en Estados Unidos, pero es porque creo que los países latinos entienden mejor esta película", reflexionó durante un coloquio celebrado en la Casa de América.

El brasileño relató la "fuerte impresión" que le causó la novela de Saramago cuando la leyó en 1997, antes incluso que la novela en la que basó la película con la que obtuvo el reconocimiento del público, Ciudad de Dios.

Cuando Meirelles leyó Ensayo sobre la ceguera quería "dejar el mundo de la publicidad y lanzarse a la realización de largometrajes", así que intentó comprarle los derechos de autor al escritor portugués, pero éste "se negó".

Años más tarde, el productor canadiense Niv Fichman "viajó hasta Canarias, donde reside Saramago, para conseguir los derechos de la novela y, después de dos días de conversaciones, lo logró".

Unos días después, "por una feliz casualidad" el cineasta recibió la llamada del escritor preguntándole si quería dirigir la película. "Me preguntó si me interesaba el guión: ¿pero cómo?, ¡si ya intenté comprar los derechos! Por supuesto", relató Meirelles.

A las preguntas de los asistentes al coloquio, Meirelles comentó que "el libro es mucho más pesado que la película porque la imaginación de la gente hace que se pueda llegar más al fondo que con el lenguaje cinematográfico".

Cuando hizo el primer montaje de la cinta, el brasileño llevó a cabo "un primer test screener en Toronto con unas 500 personas, y al finalizar el visionado el 40 por ciento de los asistentes se había marchado de la sala", así que decidió "aligerarla".

En el segundo test, en Nueva York, "sólo se marcharon unas doce personas, pero aun así la aligeré de nuevo", comentó entre risas. "Me di cuenta de que me había pasado, es una historia dura, pero con esta versión resulta menos dura que originalmente".

Durante el proceso de creación, el cineasta conoció a José Saramago y le resultó un hombre "intimidatorio". "Tenía muchas preguntas sobre el libro pero él me dijo: `No, yo ya he escrito el libro, la película es tuya, ahora hazla como quieras´", relató el brasileño.

Para el director esto resultó ser algo "muy positivo" porque de no ser así "iba a acabar haciendo su película y sus personajes" y podía haber traído "ciertos problemas".

A ciegas abrió el Festival de Cannes del pasado año -al que José Saramago no pudo asistir- y obtuvo duras críticas por parte de la prensa francesa y norteamericana. Dos días después, Meirelles viajó a Portugal para presentar la película ante el escritor.

"Después de las durísimas críticas estadounidenses fui a Lisboa pensando que el filme era un desastre y que Saramago se iba a arrepentir de haber vendido los derechos al productor", contó el brasileño. Al finalizar el pase el cineasta esperaba las reacciones del escritor portugués.

"Yo estaba nerviosísimo, pensé: ¡qué horror!, con esta película se acaba mi carrera, esto va a ser espantoso. Hasta que se encendieron las luces y me di cuenta de que Saramago estaba llorando -contó-. Entonces le besé, porque estaba agradecidísimo de que a él le hubiera gustado".

Fuente: EFE

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|22:06
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|22:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016