La historia sin fin: persiste el debate sobre Borges

El escritor Alejandro Vaccaro, presidente de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) y experto en la obra de Jorge Luis Borges, pretende impulsar un debate abierto a todos sobre la repatriación de los restos del autor de "El Aleph", que descansan en el cementerio de Plainpalais, en Ginebra.

Pese a que Lenz desistió de presentar su propuesta tras conversar con Kodama, Vaccaro tomó el testigo e impulsa un debate abierto en el seno de la SADE -que agrupa a unos 6.500 escritores- con el convencimiento de que Borges hubiera preferido ser enterrado en Buenos Aires.

"En democracia, plantear el debate no puede molestar a nadie, y la Sociedad Argentina de Escritores habló del tema en su última reunión y ha decidido dar el debate", apuntó Vaccaro.

"Lo único que queremos es debatir sobre qué hacemos con nuestros escritores muertos en el exterior", agregó Vaccaro, quien, no obstante, reconoció que la discusión se centrará en la figura de Borges y no en otros casos de escritores argentinos enterrados fuera del país, como Julio Cortázar, cuyos restos reposan en París.

Según Vaccaro, la SADE estructurará el debate sobre Borges en mesas redondas integradas por especialistas en su obra, escritores, historiadores, abogados e incluso médicos.

Vaccaro, que no conoció personalmente al autor del relato Emma Zunz, dice contar con elementos que confirmarían que la voluntad del escritor era ser enterrado en el panteón familiar del cementerio de La Recoleta, en Buenos Aires.

Reconoce, sin embargo, que tal como señala el propio Borges en la carta enviada a la sede central de la Agencia Efe en Madrid en mayo de 1986, apenas unas semanas antes de su muerte, se sentía muy bien en Ginebra y quiso morir en la capital suiza.

"Borges era un hombre pudoroso que prefirió una muerte en silencio, alejado de Buenos Aires", admitió, pero insistió en que "no es lo mismo morir que ser enterrado".

En el extremo opuesto de la polémica se encuentra María Kodama, quien defendió esta semana que la carta dirigida por Borges a la Agencia Efe confirma su deseo de permanecer en Ginebra.

En la carta, Borges explicaba que se sentía "misteriosamente feliz" en Ginebra, anunciaba su determinación de "ser un hombre invisible" en la ciudad y denunciaba el "asedio" al que era sometido por los periodistas.

Kodama recordó que la presión de la prensa en los últimos meses de vida de Borges se convirtió en una "cacería" y reveló que su esposo le pidió descansar definitivamente en Ginebra poco antes de morir.

"Me dijo que si lo quería (a él), yo no querría ver su agonía empapelando las calles de la ciudad (Buenos Aires)", explicó Kodama, que pide que se respete la memoria de Borges y que le dejen descansar en paz.

Fuente: EFE

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|16:58
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|16:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016