Confesó uno de los detenidos por el crimen del florista de Susana Giménez

Uno de los dos detenidos por el crimen de Gustavo Lanzavecchia, el decorador de Susana Giménez que murió ahogado el viernes pasado al ser arrojado atado de pies y manos a una pileta en un asalto en su casa de Lomas del Mirador, confesó su participación en el crimen y por el caso todavía hay un prófugo.

Uno de los dos detenidos por el crimen del decorador de la diva Susana Giménez, Gustavo Lanzavecchia, confesó ser uno de los autores materiales del hecho, pero aclaró que no tenían intenciones de matarlo cuando llegaron a la vivienda de la víctima, en la localidad bonaerense de Lomas del Mirador.
  
El hecho es investigado por la Fiscalía General de La Matanza, y en el mismo se encuentran detenidos un joven de 27 años, identificado como Roberto Leiva, y otro de 19, mientras se busca  intensamente a un tercero que estaría prófugo.
  
La fiscal Analía Córdoba, quien tiene a su cargo la investigación, aseguró hoy en diálogo con Radio Rivadavia que el hombre que confesó su participación en el hecho era un conocido de Lanzavecchia.
  
"Se conocían con anterioridad, por lo menos sabían la existencia uno del otro", confirmó la fiscal, luego de los trascendidos que habían referido a este tema.
  
En la indagatoria que le tomaron ayer, Leiva reconoció haber estado en la casa de Lanzavecchia y que intentaron matar al policía Alejandro Alvarez Auer, de 35 años, "para ocultar todos los rastros y procurar así la impunidad".
  
El policía recibió varias puñaladas, por lo que fue llevado a un hospital de la zona donde quedó internado en grave estado.
  
El objetivo principal del ataque de los asaltantes fue robar en la propiedad de Lanzavecchia, pero al no encontrar dinero alguno, lo maniataron y lo arrojaron vivo a la pileta, por lo que murió ahogado, ya que no podía desatarse.
  
Más allá de las dos personas que están detenidas en la causa, la policía sigue tras los pasos de un tercer sujeto involucrado en el hecho.
  
No solo la confesión de uno de los partícipes del hecho hace suponer a los investigadores que el caso está resuelto, sino también las pruebas recolectadas en las casas de los detenidos, que eran objetos de valor que pertenecían a la víctima.
  
Si bien en un primer momento se pensó que la publicación por parte de Lanzavecchia de un aviso clasificado para la venta de un automóvil Volskwagen Bora, la policía descartó que ese haya sido el motivo del ataque, sino que se trató de un robo.
  
Incluso el crimen de Lanzavecchia se produjo porque la víctima conocía a sus agresores y cuando llegó el policía -quien era amigo del decorador-, lo atacaron por el mismo motivo.
  
Los voceros explicaron que Lanzavecchia y Alvarez Aguer se habían conocido cuando el efectivo prestaba servicio adicional en la custodia del estudio que el canal Telefé tiene en Martínez, donde Susana Giménez realiza su programa.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 23:19
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 23:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial