Polémica: pujó, ganó y ahora no quiere pagar

Un coleccionista chino fue quien compró en la subasta de los bienes artísticos del fallecido modisto Yves Saint Laurent las dos antiguas cabezas de bronce que China reclama le sean devueltas y se niega ahora a pagar la cuenta. Afirma que tomó la iniciativa y el gran riesgo "en nombre" de su pueblo.

Cinco días después de la subasta, Cai Mingchao dijo ser quien ofreció 31 millones de euros (unos 39 millones de dólares) por las cabezas de una rata y un conejo (animales del zodíaco chino). "Quiero subrayar que no puedo pagar ese dinero", cita la agencia estatal Xinhua al experto, que de este modo consiguió impedir en principio la salida al mercado de las obras.

Las dos esculturas fueron robadas hace 150 años del Palacio de Verano de Pekín por las tropas francesas y británicas. El gobierno chino había criticado en duros términos la subasta en Christie's e intentó sin éxito impedirla judicialmente.

Sin embargo, las autoridades de Pekín subrayaron que no sabían nada de la maniobra de Cai Mingchao. "Esa acción no tuvo nada que ver con el gobierno", afirmó un portavoz de la Administración Estatal de Bienes Culturales.

También el gobierno se enteró apenas hoy de que el comprador era el experto en arte Cai Mingchao. China está "dispuesta a negociar" el retorno legal de las esculturas, añadió.

Debido a su buena reputación, Cai Mingchao fue admitido como pujador individual en la subasta tan sólo un día antes de que tuviera lugar, cuando lo habitual son siete días de anticipación, informó Xinhua.

Todo chino quería comprar las figuras, dijo Cai Mingchao, asesor del Fondo de Tesoros Nacionales chino, que se esfuerza por el retorno del botín artístico. "Me siento honrado de haber tenido la oportunidad de hacerlo", añadió. "Lo hice en nombre del pueblo chino".

El vicedirector del Fondo, Niu Xianfeng, argumentó: "Es una medida extraordinaria que se tomó en una situación extraordinaria y que evitó con éxito la subasta". Su organización asumió muchos riesgos. El Fondo fue creado en 2002 en el marco de una fundación registrada en el Ministerio de Cultura chino.

Christie's está investigando los hechos y podría tomar medidas judiciales para imponer el pago, citó Xinhua a un portavoz de la casa de subastas en Pekín.

Un portavoz del grupo de 90 abogados chinos que se querelló sin éxito contra la subasta saludó la acción por parte del conocido coleccionista. Cai Mingchao es un patriota que ha gastado mucho dinero para recuperar bienes culturales chinos. Se vio obligado a impedir la subasta de las esculturas, por lo que es posible que el grupo de letrados vuelva a emprender acciones legales, indicó.

Cai Mingchao, director de un proyecto cultural en Xiamen, en la provincia de Fujian, ya había comprado en 2006 un Buda de bronce en una subasta de Sotheby's por 116 millones de dólares de Hong Kong (unos 15 millones de dólares estadounidenses) y lo devolvió a China.

Sin embargo, la acción fue recibida también con reservas en la propia China. El jefe de negocios de la casa de subastas china Huachen, Gan Xuejun, dijo que era desproporcionada y que Cai Mingchao perderá así su fama como coleccionista de antigüedades.

"Estoy muy sorprendido. Su fama y su futura carrera podrían quedar arruinadas", dijo el gerente a Xinhua. "Cai Mingchao se decidió en una situación urgente por su país, pero yo personalmente no apoyo ese comportamiento".

Un colaborador del Fondo de Tesoros Nacionales dijo que como coleccionista experimentado, Cai Mingchao es consciente de las consecuencias de sus actos, y que tomó la decisión tras una profunda reflexión.

Hasta hora están de vuelta en China cinco de las 12 cabezas que representan el zodíaco chino y que proceden del siglo XVIII. Se desconoce dónde están otras cinco de ellas.

Fuente: dpa

En Imágenes