Deportes

Nueva Zelanda está de luto por sus All Blacks

"La historia se repite", señaló la emisora Radio New Zealand en alusión a otra eliminación de los All Blacks por los Bleus, en semifinales de la edición de 1999 en Twickenham (43-31).

Nueva Zelanda estaba conmocionada este domingo después de haber visto quebrarse, la víspera, su sueño de 20 años de antigüedad de conquistar la Copa del Mundo, tras caer derrotada por el XV de Francia (18-20) en cuartos de final en Cardiff.

"La historia se repite", señaló la emisora Radio New Zealand en alusión a otra eliminación de los All Blacks por los Bleus, en semifinales de la edición de 1999 en Twickenham (43-31).

"Estoy hundido, como todo el mundo", comentó Jim Hooper, un hincha de 54 años que vio el partido en compañía de una centena de aficionados en un hotel de Wellington.

"Será la peor vuelta a casa", estima la agencia New Zealand Press Association. Paradójicamente, los All Blacks, con quizás uno de los mejores equipos de su historia, firmaron la peor actuación en el torneo mundial al no alcanzar las semifinales por primera vez.

El espectro de la presión paralizante del acontecimiento, que los hinchas creían desaparecido, resurgió: desde 1987, cuando se proclamaron campeones en la primera edición, los neozelandeses sólo han alcanzado una vez la final (perdida contra Sudáfrica en 1995).

"Tenemos ese trabajo que entraña cada Copa del Mundo, que nos empujará para construir el próximo Mundial", estimó el legendario segunda línea de los All Blacks Colin Meads.

"Caeremos en la misma historia, seremos buenos entre las Copas, y después todo se desmoronará", señaló el ex capitán de los Blacks, apodado Pinetree, exigiendo la dimisión del entrenador Graham Henry.

"Normalmente, Graham encuentra las respuestas, pero esta vez no. Para ser honestos, creo que se tomó el partido un poco a la ligera", explicó.

"Somos una nación de rugby idiota, no jugamos bien los partidos importantes", juzgó el comentarista Murray Deaker, citado por la Australian Rugby Corporation. "Fuimos unos bufones jugando contra un equipo de Francia que no es tan bueno. En las grandes ocasiones, nos venimos abajo".

Más allá del orgullo nacional herido, Greg Halford, coproprietario de un pub, teme también por su negocio.

"Las personas se sentirán abrumadas, se quedarán en su casa. El lunes será una pesadilla para los comerciantes, los negocios irán peor durante una semana", estimó.

Seguro de ver a los Blacks en semifinales, Mike Copeland, presidente del comité regional de rugby de Wellington, desembolsó 15.000 dólares (cerca de 10.600 euros) para viajar a Francia y seguir el final de la competición de su equipo.

Copeland está "abatido" por la eliminación prematura de sus ídolos y busca una consolación. "Hemos reservado un fin de semana en el valle del Loira, intentaremos aprovechar", confesó, antes de volar el lunes para Francia.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|15:17
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|15:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016