Deportes

Woods: "Es bonito jugar sin que se muevan mis huesos"

El golfista número uno del mundo reconoció que desde hace años no se sentía tan cómodo a la hora de  golpear la pelota. Tiger reaparecerá mañana en un torneo Match Play, en Tucson.

El número uno del golf mundial, el estadounidense Tiger Woods, aseguró hoy que la operación a la que se sometió en la rodilla le devolvió una estabilidad que no sentía "en años".

"Es bonito hacer el 'swing' sin que se muevan mis huesos", afirmó en la víspera de su reaparición mañana en el torneo de Tucson, que se disputa bajo la modalidad 'Match Play', tras ocho meses de baja.

"Me siento más fuerte en mi pierna izquierda. Ambas piernas están más fuertes de lo que nunca estuvieron. La estabilidad es algo que no tuve en años", aseguró.

El último torneo que Woods disputó fue en junio de 2008, cuando se impuso en el US Open. Lo que más echó de menos desde entonces, dijo el jugador, fue la adrenalina de la competición.

"Echo de menos la emoción de jugar y competir", afirmó. "El día que no me ponga nervioso será el día que me retire. Para mí los nervios son fantásticos", agregó sobre su primer partido.

Woods reaparecerá mañana al lado del australiano Brendan Jones, al que reconoció no conocer. "No sé mucho de él, sé que ya jugó aquí antes, eso es todo", confesó.

El número uno del mundo aseguró que los "primeros meses" de rehabilitación fueron "bastante duros". "Uno tiene bastante dolor y siente una gran falta de fuerza, movilidad, muchas cosas diferentes que uno da por descontadas".

Sin embargo, la baja también le dio la posibilidad de ver a su hija Sam "crecer mucho" y disfrutar de los primeros días de vida de su hijo Charlie, que nació el 8 de febrero.

"Cuando Charlie estaba despierto y alerta, normalmente no por mucho tiempo, yo estaba en casa. Si está durmiendo, yo salía a entrenar y después volvía. Elin me llama, me dice que está despierto y entonces regreso. Es una de las cosas buenas de vivir en un campo de golf".

De hecho, según explicó, no decidió regresar a la competición hasta que nació su hijo. "Se trataba de que Elin y Charlie estuviesen bien, y cuando estuvieran con salud y seguros en casa, entonces estaban listo para volver y jugar", sentenció.

A pesar de todo, Woods aseguró que aún no sabe cuántos torneos y cuáles disputará, porque no tiene idea de cómo responderá la rodilla. "Mi calendario está en el aire. Es frustrante, porque tengo que tomármelo semana a semana. No sé cómo sentiré la pierna la próxima semana y las siguientes".
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|08:31
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|08:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic