Investigan la muerte de un joven asesinado en Buenos Aires

La Policía intentaba determinar si el joven colombiano que fue asesinado de nueve balazos en la localidad bonaerense de San Fernando pertenecía a una red de narcotraficantes que estarían vinculados con jefes paramilitares de ese país.

La sospecha surgió a partir de elementos remitidos por las autoridades colombianas en relación al crimen de Juan Sebastián Ramírez, quien ayer recibió nueve tiros de parte de dos sicarios que se movilizaban en moto.
  
De acuerdo con lo publicado por un matutino porteño, la Policía deberá corroborar en primer lugar que la persona a la que los fiscales colombianos apuntan se trate del mismo hombre que murió en la víspera y que el año pasado había sido atacada en un shopping de la ciudad de Medellín.
  
El crimen, que sacudió ayer a esa localidad del norte del conurbano, ocurrió frente a un local de náutica situado en Avenida del Libertador al 1900, casi esquina Cordero.
  
El superintendente de San Fernando, Salvador Baratta, explicó que los "delincuentes que se dieron a la fuga en la moto vinieron directamente a ajusticiar a este sujeto".
  
En declaraciones a Radio 10, el jefe policial explicó que el crimen tiene modalidades muy parecidas al ocurrido el año pasado en el Unicenter Shopping, en el que fueron asesinados dos ciudadanos colombianos.
  
Esta similitud en los casos, llevó a que el fiscal de Martínez, Diego Grau -a cargo de la investigación del doble crimen de los colombianos Héctor "Monoteto" Duque y Jorge Quintero-, solicitara información para determinar si tiene vinculación directa.
  
Alrededor de las 16:30 de ayer, Ramírez arribó al local junto a sus familiares a bordo de una costosa camioneta Volkswagen Touareg para averiguar el precio de un bote semirígido en un local de motonáutica.
  
Ramírez y uno de los colombianos se quedaron en la puerta del comercio sentados y, mientras sus familiares estaban dentro, respondió a un llamado por su nombre desde la calle por un hombre que se encontraba a bordo de una motocicleta de alta cilindrada.
  
Al levantar la vista y sin mediar palabra, uno de los individuos extrajo una pistola 9 milímetros y le vació el cargador a quemarropa.
  
Los peritos científicos encontraron nueve vainas servidas en la escena del crimen, aunque algunas versiones indicaron que el cuerpo de Ramírez tenía al menos 14 balazos, tres de los cuales fueron realizados con la víctima ya en el piso.
Opiniones (0)
24 de noviembre de 2017 | 15:58
1
ERROR
24 de noviembre de 2017 | 15:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia