Envenenó a su hijo y después se suicidó tomando un plaguicida

De acuerdo con los investigadores del caso, el drama se desató debido a los problemas sentimentales y económicos por los que atravesaba la joven madre, de 25 años, quien vivía en la localidad santiagueña de Maquito.

Una joven madre, separada de su pareja, se suicidó tras tomar un potente plaguicida mezclado con agua y obligó a beber la misma preparación a su hijito de 5 años, aunque el pequeño logró sobrevivir y pedir ayuda a sus familiares.
  
De acuerdo con los investigadores del caso, el drama se desató debido a los problemas sentimentales y económicos por los que atravesaba la joven madre, de 25 años, quien vivía en la localidad santiagueña de Maquito.
  
Según trascendió en fuentes policiales, la joven mujer, identificada como Carla Juárez, no conseguía trabajo desde que se había retirado de una propiedad de esta capital, luego de desarrollar labores como empleada doméstica.
  
Eso la llevó a que el domingo pasado por la tarde, cuando se quedó sola en su casa con su hijo, decidiera que ambos murieran envenenados, aunque el nene pudo salvar su vida.
  
El drama se produjo en una vivienda humilde ubicada en medio de un denso monte existente entre la ruta nacional 9 y la prolongación de la calle Independencia, de acuerdo con lo señalado por el diario El Liberal de esta ciudad.
  
Uno de sus hermanos se fue a visitar a su padre; otros partieron hacia la casa de unos tíos, y en ese momento la joven tomó un plaguicida fosforado que había en un sector del domicilio, dispuesta a quitarse la vida.
  
Minutos después, parte de esa sustancia la mezcló con un poco de agua, dentro de un vaso.
  
"Ella bebió ese terrible preparado y luego se lo pasó a su hijo, al parecer sin revelar su contenido", se indicó en el diario.
  
Sin embargo, el menor se atemorizó ante lo que le habría dicho su progenitora: "Toma esto, así los dos nos vamos a morir".
  
A los pocos instantes, ella cayó en el suelo, inconsciente. En el acto, el niño emprendió una carrera desesperada hacia la única casa que sabía dónde tenía que ir por ayuda: el hogar de una tía de la joven, distante medio kilómetro, siempre por medio del monte.
  
Al llegar, la dueña del inmueble se alarmó al escuchar el trágico relato del menor, y también al ver que de entre los labios del nene aparecía una sustancia blanca.
  
Lo primero que hicieron fue llamar a una ambulancia. También avisaron al padre del niño, domiciliado en la localidad de El Zanjón.
  
El hombre arribó en una moto que usó para internarse por el barroso sendero, de casi un kilómetro que hay hasta el hogar de Carla Juárez.
  
Inclusive, fue su ex compañero quien la cargó en su rodado y la acercó hasta la unidad asistencial que arribó a Maquito.
  
Inmediatamente, la joven quedó internada en terapia intensiva del Hospital Regional, en gravísimo estado hasta que falleció ayer, en horas de la madrugada.
  
Su hijo, en cambio, una vez que fue asistido en el Centro Provincial de Salud Infantil (Cepsi), quedó fuera de peligro.
  
Al trascender la internación de la joven, comenzaron las investigaciones del caso, dirigidas por el jefe de la Seccional Séptima, comisario Walter Céliz.
Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 14:15
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 14:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'