Un colombiano fue asesinado de 9 balazos por dos motociclistas

La Justicia investiga si se trató de un ajuste de cuentas. La víctima estaba con dos de sus familiares en un comercio de la localidad bonaerense de San Fernando.

Un colombiano de 29 años fue asesinado hoy brutalmente de nueve balazos por dos personas que se movilizaban en una motocicleta y lo sorprendieron en la puerta de un negocio de náutica en la localidad bonaerense de San Fernando, informaron fuentes policiales.
  
Las primeras investigaciones vinculan el hecho a un posible "ajuste de cuentas", dado que se descartó el robo y podría haber sido consumado por sicarios.

Según los voceros, la víctima fue identificada como Juan Sebastián Ramírez, quien junto a su padre, su hermano y otras dos personas -también colombianas- se encontraban comprando en un comercio ubicado en avenida Del Libertador 2900, en la intersección con la calle Cordero.

Alrededor de las 16:30, Ramírez arribó al local junto a sus familiares a bordo de una costosa camioneta Volkswagen Touareg para averiguar el precio de un bote semirígido en un local de motonáutica.

Ramírez y uno de los colombianos se quedaron en la puerta del comercio sentados y, mientras sus familiares estaban dentro, respondió a un llamado por su nombre desde la calle por un hombre que se encontraba a bordo de una motocicleta de alta cilindrada.

Al levantar la vista y sin mediar palabra, uno de los individuos extrajo una pistola 9 milímetrosy le vació el cargador a quemarropa. Los peritos científicos encontraron nueve vainas servidas en la escena del crimen, aunque algunas versiones indicaron que el cuerpo de Ramírez tenía al menos 14 balazos, tres de los cuales fueron realizados con la víctima ya en el piso.

Los investigadores consultados por Noticias Argentinas destacaron la saña con la que fue cometido el crimen y esa es la principal vinculación con un "ajuste de cuentas" entre cárteles de droga colombianos que se disputan la venta de estupefacientes en la Argentina.

El caso quedó en manos de la UFI 3 de San Fernando, a cargo del fiscal Diego Onorati, quien comenzó a trazar lazos con episodios ocurridos en los últimos meses. Es que la modalidad con que fue cometido este crimen guarda estrecha relación con el asesinato de dos colombianos en el
estacionamiento del shopping Unicenter, de Martínez, investigado por el fiscal de ese distrito, Diego Grau, quien ya fue contactado por Onorati.

Aquel jueves 24 de julio de 2008, las cámaras de seguridad registraron el momento en que un único tirador sorprendió a los extranjeros cuando estaban subiendo al Volkswagen Vento. Jorge Alexander Quintero Gartner y Héctor Duque fueron las víctimas, mientras que Julián Andrés Jiménez Jaramillo logró sobrevivir, aunque luego se lo acusó de ser el "vendedor".

Al igual que en el crimen de esta tarde en San Fernando el asesino remató de dos tiros por la espalda a cada uno y fue recogido del lugar por un cómplice que conducía una moto de alta cilindrada.

En aquel momento, los investigadores vincularon ese hecho con el asesinato de dos colombianos, cuyos cadáveres descuartizados fueron hallados el 2 de marzo dentro de un utilitario Fiat Fiorino incendiado, en la localidad bonaerense de La Tablada.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 01:53
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 01:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes