Comenzó la esperada "subasta del siglo"

El remate de la fabulosa colección del diseñador francés Yves Saint Laurent y de su compañero Pierre Bergé empezó hoy en París con la puesta a la venta de obras de Picasso, Brancusi, Matisse y Mondrian que se disputan compradores de todo el mundo. Los oferentes son celebridades y nobles.

Esta venta de la excepcional colección del diseñador y de su compañero -valorada entre 200 y 300 millones de euros y formada por 730 lotes- comenzó este lunes en el Grand Palais de París, y se prolongará hasta el miércoles.

Poco antes del inicio de la subasta, la justicia francesa rechazó el recurso presentado por una asociación que reclamaba la suspensión de la subasta prevista para el miércoles de dos bronces chinos de la colección.

Estas dos obras, que representan una cabeza de rata y una cabeza de conejo (foto), proceden del saqueo del Antiguo Palacio de Verano de Pekín tras la invasión de franceses e ingleses en 1860, una humillación todavía presente en China 150 años después.

La subasta, organizada por Christie's, en colaboración con Pierre Bergé y Asociados, durará hasta el miércoles. Las ventas se organizarán por turnos: arte impresionista y moderno este lunes, pinturas y dibujos antiguos y del siglo XIX, así como artes decorativas el martes.

La colección está valorada entre los 200 y los 300 millones de euros, aunque algunas estimaciones elevan esa cifra hasta los 500 millones de euros.

Si se cumplen las estimaciones, se superará el récord mundial de recaudación en la subasta de una colección privada, situado en los 163 millones de euros y logrado en 1997 en Nueva york con la colección de Victor y Sally Ganz.

Las 1.200 sillas de la sala de ventas han sido tomadas por asalto por coleccionistas del mundo entero, vendedores de arte, museos y adinerados anticuarios.

Entre los asistentes también se encontraban celebridades como Bianca Jagger, el vizconde Linley (hijo de la princesa Margarita de Inglaterra), Thadée Klossowski (hijo del pintor Balthus), el ex ministro francés Roland Dumas y Betty Catroux, musa de Yves Saint Laurent.

"Estoy aquí porque es la subasta del siglo, todo es bello, todo va a ser caro", dijo el empresario francés Laurent Dassault.

"Esto sólo ocurre una vez cada cien años. Es como un sueño", comentó por su parte Misako Takaku, coleccionista japonesa, llegada desde Tokyo con la esperanza de llevarse alguna pieza de Manet.

El dinero de la venta, explicó Pierre Bergé (hombre de negocios y ex compañero del modisto fallecido el pasado 1 de junio), irá a la Fundación Bergé-Saint Laurent y a la investigación médica para luchar contra el sida. Bergé aseguró que se separaba de la colección "sin lamentos ni nostalgia".

El Museo de Orsay acogerá próximamente una tapicería de Brune-Jones (La adoración de los magos) y el Louvre una obra de Goya (Retrato de Don Luis Maria de Cistué), ambas piezas donadas por Bergé.

Una escultura de Brancusi, Madame L.R., valorada entre 15 y 20 millones de euros y un Picasso cubista de 1914, Instruments de musique sur un guéridon, con un valor de entre 25 y 20 millones de euros, son las principales ofertas de la primera jornada.

La colección estuvo expuesta en París el pasado fin de semana y fue visitada por más de 30.000 personas, algunas de las cuales aguardaron más de cuatro horas de cola para admirar las obras antes de que pasen a un nuevo dueño.

Fuente: EFE

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|06:54
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|06:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic