Deportes

Godoy Cruz se calzó el traje que mejor le queda y ganó

El Expreso mostró un buen rendimiento y superó por la mínima diferencia a Arsenal. Gol tempranero y planteó de manual para escaparle al descenso y mirar a todos desde arriba.

Hay momentos en la vida una persona donde las cosas salen tal cual se pensaron. Ayer fue ese día para Diego Cocca y sus muchachos. El Expreso soñó un partido y así se dio. Gol prematuro y tiempo para hacer lo que mejor le sale. Rotar la pelota y generar espacios por las orillas.

El Expreso arrancó en cuarta y abolló a los visitantes con su juego de aceleración total. Toques acertados y veloces para despeinar a los de casaca roja y celeste que sólo miraban las chapas mendocinas. Llegó el tiro libre que reventó el parante y la cabeza de Caruso para enrojecer las gargantas tombinas.

El dueño de casa se mostraba arrollador y encima ya tenía un gol más que su rival. Allí fue cuando el Tomba se puso el traje que mejor le queda. El de manejar la pelota y acelerar por las puntas. Diagonales que hacen sangrar a cualquiera pusieron a renegar a la defensa de Arsenal. Figueroa y Encina atravesaban de la punta hacia el medio dejando rivales en el camino. Olmedo se encargaba de cercenar cualquier idea que se le pudiera generar a los del Viaducto. Sustracción de balón y buena entrega para el 5 del dueño de casa, que volvió a ser el Pulpo de otro partidos.

Rendimiento de manual. Velocidad, precisión y solidez en su absoluto equilibrio. Pero todo tiene un precio y el Expreso pagó esa dinámica feroz que desconcertó a su adversario.

Carrera por una banda y Sena desde lejos dejó a los tiritones el palo derecho de Ibáñez, en el rebote Leguizamón falló y el resultado siguió a favor de los mendocinos.

La segunda mitad fue idéntica. Godoy Cruz con la misma simpleza y complejidad a la vez para desbordar y lastimar a la zaga defensiva del team de Garnero. No se generaron desacoples y Leiva resultó el ladero ideal para Olmedo en el circulo mayor.

En el complemento el equipo de Diego Cocca no se cansó, pero cometió dos errores que pudieron haberle costado la victoria. Con el tanteador de su lado quedó dos veces marcando mano a mano en el fondo. Primero en un saque de Caspestrini y otra en un tiro libre que atajó Ibáñez cuando el juego se despedía.

Los tres minutos demás que marcó Brazena fueron a puro nervio y ansiedad por parte de los hinchas y el equipo. Todos comentaban las atajas de Campestrini contra Caruso, Borghello y una tremenda “face to face” ante Encina.

Pitazo final, triunfo, punta y desahogo. El Expreso volvió a ganar, la racha se estira y ya alcanzó la cima compartida con Newell’s y Colón.

Si bien el mensaje de Cocca es claro y el objetivo es mantener la categoría, quién le quita la ilusión al hincha si el equipo juega bien y gana.

La moneda cayó por el lado del Tomba, por que lo buscó y lo trabajó. Con la dosis perfecta de velocidad y precisión liquidó a Arsenal y consumó una victoria que será tasada en 15 fechas.
En Imágenes