Deportes

Independiente le ganó el clásico a Racing

El Rojo venció por 2 a 0 a la Academia, en la cancha de Huracán. Pusineri y Montenegro convirtieron para los de Santoro, que respira aliviado. Mientras, Llop parece despedirse de Racing.

Independiente venció esta tarde 2 a 0 a Racing Club, con goles de Lucas Pusineri, en la primera etapa, y Daniel Montenegro, de penal, en el segundo tiempo, en un partido correspondiente a la tercera fecha del torneo Clausura.

El clásico de Avellaneda se jugó en Parque Patricios, en la cancha de Huracán, con un flojo arbitraje de Héctor Baldassi, que cobró "mancha" en el penal a favor de Independiente.

Sin ser una maravilla, Independiente fue más que un pálido Racing, que se quedaría sin técnico.

Independiente salió a jugar el partido como si fuera el último de su vida, mientras que Racing salió a la cancha como a ver que pasaba, como si situación no fuese la actual.

En los primeros tres minutos el equipo de Miguel "Pepé" Santoro se metió con todo en campo contrario, presionando y tratando de atacar cada vez que recuperaba la pelota.

Así le llenó a Racing el área de centros y en la primera que acertó se puso en ventaja, con un certero cabezazo de Lucas Pusineri, quien le ganó a todos, entre ellos, a la tardía salida de Gustavo Campagnuolo.

A nadie en la cancha de Huracán, pese a que sólo iban tres minutos, le sorprendió que Independiente estuviera arriba en el marcador, porque sus jugadores ganaban todos los rebotes, Pusineri era el dueño de la mitad de cancha e Ismael Sosa con su velocidad complicaba solo a toda la defensa de Racing.

Los dirigidos por Juan Manuel Llop sintieron el impacto pero no tuvieron fuerza para sobreponerse, al punto que Independiente en cada contra tenía todo para aumentar la diferencia.

El primer tiempo terminó sólo 1-0 para el "Rojo" porque Daniel Montenegro corrió más de lo que jugó, porque José Moreno fue un espectador de lujo y debido a que le faltó decidirse a rematar el pleito, inclusive a golear ya que la historia estaba pautada de esa manera.

¿Racing? Poco y nada. Como en los últimos partidos lo único que pudo rescatar del primer tiempo fueron las ganas de Pablo Lugüercio, muy solo en ataque. El resto brilló por su ausencia.

En el segundo tiempo Racing intentó mostrar otra actitud, que la tuvo, pero lo que le faltó fue fútbol, porque le falta volumen de juego, algo que en su momento la dirigencia quiso solucionar contratando a Leandro Gracián pero Llop lo rechazó.

Entonces, lo de la "Academia" quedó en las ganas, esas mismas que nos mostró en la etapa inicial y sólo generaba algún susto con remates no muy peligrosos desde fuera del área.

Cuando en el partido pasaba poco y nada, apareció Baldassi para cometer un grave error, porque sancionó una falta inexistente, un roce de brazos entre el Sosa de Racing y el Sosa de Independiente dentro del área, el árbitro sancionó penal, que Montenegro cambió por gol. Ahí se terminó el partido.

Racing no tuvo respuestas ni dentro ni fuera de la cancha, porque su entrenador, como en el partido ante Huracán, no hizo ningún cambio ofensivo -perdiendo 2 a 0 sacó lateral por lateral- y cuando hizo ingresar al uruguayo Nicolás Vigneri ya fue demasiado tarde.

Los 25 minutos que faltaron nos mostraron demasiado, porque Independiente tampoco tuvo fútbol como para hacerse un festival con un rival al que le cedió la pelota, el terreno y le dio espacios pero nunca supo qué hacer.

Al final el festejo fue todo de Independiente y su gente, que se fue de la cancha de Huracán cantando bajo la lluvia mientras que para los de Racing no hubo agua que pudiera disimular las lágrimas.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|15:38
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|15:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes