Deportes

Diego, la gran esperanza del Werder Bremen

El equipo alemán pretende que el futbolista brasileño aporte lo necesario, luego de cumplida su suspensión de cuatro fechas, para volver a la Bundesliga este fin de semana.

El brasileño Diego, del Perder Bremen, se prepara para volver a la liga alemana de fútbol este fin de semana, ante el Energie Cottbus en la 21ª jornada del campeonato, con el objetivo de ayudar a los suyos a salir de la mala situación en la que se encuentran.

Diego regresará al torneo nacional tras su suspensión en diciembre por cuatro partidos, después de haber agredido a Christian Eichner, del Karlsruhe.

El jugador, que esta temporada ha aparecido en varias portadas de revistas sobre la vida de los famosos, tendrá que demostrar que ha superado sus problemas de indisciplina y que ha conseguido controlar su fuerte carácter.

El vigente subcampeón de la Bundesliga espera mucho de él, en una temporada muy gris, en la que el equipo figura en una discreta décima posición liguera y dijo adiós a la Liga de Campeones en la fase de grupos.

Diego Ribas da Cunha, que celebrará en unos días su 24 cumpleaños, mostró ya el miércoles, en partido de la Copa de la UEFA, que puede ser el líder que los suyos necesitan para enderezar la situación en las próximas semanas.

Fue precisamente él quien permitió al Werder empatar (1-1) ante el AC Milán, en el minuto 84 del choque de ida de la eliminatoria de dieciseisavos de final, con lo que los alemanes viajarán a Lombardía con opciones de dar la sorpresa.

En los tres choques ligueros disputados por los de Bremen desde el final del parón invernal, el equipo sólo ha sumado un punto. "Diego puede decidir un partido con una sola de sus acciones", avisó su compañero Frank Baumann.

Uno de los problemas de la irregularidad del Werder está precisamente en esa Diego-dependencia, por lo que su ausencia ha afectado negativamente al juego ofensivo del equipo.

El conjunto alemán fichó al brasileño en 2006, procedente del FC Oporto, en un pase de seis millones de euros, el más caro emprendido por el club. Desde su llegada, Diego ha respondido con su olfato goleador, sumando un total de 34 tantos.

Pero más allá de su talento futbolístico, ha sido noticia por otras razones menos positivas. El pasado año fue sancionado con otros tres encuentros de suspensión por haber atacado a un rival, además del castigo de cuatro que acaba de cumplir.

El pasado verano (boreal), antes de los Juegos Olímpicos, protagonizó un tenso incidente en Bremen al lanzar un pulso para estar con Brasil en el torneo de Pekín-2008.

Semanas después, fue detenido mientras conducía con algo de alcohol en sangre. Y mientras, ha estado en el centro de la actualidad por las informaciones que apuntan a una relación sentimental con Sarah Connor, una estrella alemana de la música.

”La gente no me felicita porque aparezca en no sé qué revista. Me felicitan cuando ganamos", declaró Diego al aludir a este interés de las publicaciones no deportivas.
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic