"Doña Bárbara" cumple ochenta años

La novela "Doña Bárbara" de Rómulo Gallegos, obra cumbre de la literatura venezolana y latinoamericana, cumple hay ocho décadas desde su primera publicación en Barcelona, España, en 1929.

"Doña Bárbara es una obra de referencia en Venezuela y en todo el continente", explicó Roberto Hernández Montoya, presidente del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos, perteneciente al Ministerio de Cultura.

Hernández Montoya destacó que la novela, que supone el inicio de la literatura nacionalista, realista y social, se salvó de ser lanzada al mar desde el camarote del autor por su esposa, durante el trayecto que cubría la ruta que le llevó a Europa, donde la publicó en la ciudad de Barcelona.

"La obra presenta la situación de la época que, lamentablemente, no ha sido superada, y es la de la expropiación por medio de la violencia, la barbarie y la explotación del campesino de las tierras de las zonas rurales de Latinoamérica", dijo.

El experto explicó que la oposición entre barbarie y civilización que recoge Doña Bárbara es "de gran importancia en la cultura" de América Latina. La novela es recomendada en los programas de educación secundaria, que la suponen una fotografía de la Venezuela rural de comienzos del siglo pasado, aunque el potencial de su mensaje se mantenga vigente en época de globalización.

Las peripecias de una gran novela

Como toda joya literaria, el camino desde la creación a su edición fue una odisea que condujo a Gallegos a reescribirla, intentar destruir el manuscrito y costear su publicación bajo amenaza de la ruina.

Gallegos estuvo trabajando un original que tituló La casa de los Cedeño, que luego cambió a La Coronela y en 1927 viaja a Apure para trabajar en el ambiente en el que se desarrolla la obra.

Un año después detiene la impresión de La Coronela en una imprenta de Caracas por no estar convencido de lo escrito. Entonces viaja en barco a Italia con su esposa Teotiste, quien necesita una operación de rodilla. En el trayecto, intenta lanzar por la borda hojas sueltas del original.

Teotiste, cuya influencia sobre el escritor está cubierta de una serie de mitos, lo convence de que no lo haga y Gallegos decide dedicar cuatro meses a su corrección en Bologna. Para fortuna del escritor, en buen momento decidió cambiar el título original de La Coronela por el de Doña Bárbara y llevó el manuscrito a Barcelona, donde fue publicada por primera vez.

Gallegos fue un prolífico novelista que implantó el estilo "costumbrista" en Venezuela y que tiene otros exponentes en América Latina, entre ellos el gran Juan Rulfo y su universal "Pedro Páramo".

La novela en 1943 dio un paso más a su consagración como "clásico" literario con la película protagonizada por la actriz mexicana María Félix que ahora figura entre las grandes piezas del cine latinoamericano.

Gallegos se encargó de los guiones y los diálogos de la película, sobre la cual un extendido comentario indica que Gallegos cuando conoció a Félix dijo: "Es ella, es mi Doña Bárbara". La actriz también quedó marcada por el film, que le confirió el título de "La Doña".

Civilización y barbarie: una constante del ser latinoamericano

Doña Bárbara narra la historia de una rica terrateniente que ha acumulado grandes tierras y manadas extensas de ganados usando a los hombres para su provecho personal y sobornando a los funcionarios locales, razón por la que Hernández Montoya la asemeja al Don Juan de José Zorrilla.

La obra expone la lucha entre la barbarie y la civilización, con la Doña utilizando todo su potencial, incluso la brujería, para dominar a los hombres y el personaje masculino, Santos Luzardo, tratando de llevar la civilización a una región inhóspita luego de estudiar leyes en la capital.

La protagonista es víctima de la tragedia: es violada, asesinan a su primer amor y cuando se siente inclinada hacia Santos, encuentra que su hija adolescente Marisela es un obstáculo para sanar sus heridas de mujer enamorada. La historia trascurre en un ambiente rural, aislado, donde las leyes son menos importantes que las debilidades humanas.

El investigador y escritor Sael Ibáñez, dijo que aunque "Doña Bárbara" no tenía en su momento grandes avances en la técnica literaria posee virtudes que la hacen merecedora de ingresar al ámbito universal.

"La gran virtud de la novela, que es también virtud de Gallegos y su obra, es la capacidad, la fuerza expresiva de los personajes. Las obras de Gallegos tienen mucha fuerza expresiva y él trabaja mucho con la idea del mito, casi los mitologiza. Esa creación del carácter del personaje se exalta en Doña Bárbara. Esa es la gran fortaleza que lo hace un escritor eterno", explicó.

Agregó que con "Doña Bárbara" Gallegos es reconocido como "un gran creador de personajes".

Del manuscrito a la imprenta

El sello editorial Araluce fue el encargado de imprimir la primera edición de esta obra el 19 de febrero de 1929, por la que recibió de forma casi inmediata el premio Mejor libro del mes en Madrid.

La novela fue reelaborada por el autor en 1930, a partir de la segunda edición, a la que le fueron añadidas más de 20.000 palabras, se reordenaron sus capítulos y se añadieron otros quince.

Además diversas expresiones y frases contenidas en el texto se revisaron de una a otra versión, hasta que veinticinco años después, en 1954, Gallegos estuvo satisfecho con la obra tal y como la conocemos hoy en día, informó el Celarg en un comunicado.

Para conmemorar los ochenta años de la primera edición de Doña Bárbara, la Fundación Celarg ha organizado una serie de actividades que se desarrollarán a partir del mes de agosto de 2009, cuando se celebran los ciento veinticinco años del nacimiento de Rómulo Gallegos.

El historiador y escritor Rafael Arráiz Lucca recuerda que el editor Ramón de Araluce le dijo a Gallegos cuando solicitó su publicación: "Su novela es muy buena, pero usted en España es un desconocido y el libro no lo va a comprar nadie".

"La segunda edición, de 1930, es de la misma editorial y por cuenta de ella, cuando ya era un hecho que se trataba de un éxito editorial inesperado. Sólo entonces el maestro Gallegos dejó de afrontar con su bolsillo la edición de su libro", señaló Arráiz. Agregó que desde entonces son "incontables las ediciones y las traducciones" de la opera magna de Gallegos.


Fuente: EFE / dpa

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|03:02
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|03:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016