Por la ola de delitos, renunció el jefe de la fuerza policial bonaerense

Según trascendió, el ministro de Seguridad Bonaerense, Carlos Stornelli, que fue quien le devolvió el mando de la fuerza a un policía, algo que no había ocurrido durante la gestión de León Arslanián al frente de la cartera de Seguridad, aceptó esta mañana el pase a retiro de Daniel Salcedo.

El superintendente Daniel Salcedo se alejó hoy "por motivos personales" de su cargo como jefe de la Policía Bonaerense y sería reemplazado por el comisario Juan Carlos Paggi.
  
Según trascendió, el ministro de Seguridad Bonaerense, Carlos Stornelli, que fue quien le devolvió el mando de la fuerza a un policía, algo que no había ocurrido durante la gestión de León Arslanián al frente de la cartera de Seguridad, aceptó esta mañana el pase a retiro de Salcedo.
  
En su reemplazo se nombraría al comisario Juan Carlos Paggi, Superintendente de Coordinación Operativa, quien está a cargo de las 32 jefaturas departamentales y de todas las comisarías de la provincia de Buenos Aires.
  
Stornelli, que esta mañana se encontraba en el partido de Ezeiza, confirmó que se llevará adelante una serie de cambios y reestructuraciones en la Policía Bonaerense, con el objetivo de renovar la fuerza para enfrentar al delito.
  
Aparentemente, la salida de Salcedo coincidirá con el reemplazo de los cuatro supeintendentes y de diez jefes departamentales, quienes -juntos- son los que tienen a su cargo el manejo de los 45 mil policías de la Provincia.
  
Paggi -quien era virtualmente el segundo de la fuerza- cuenta con antecedentes en el manejo del personal policial que está en la primera línea de la lucha contra el delito, y también es profesor de Ciencia Política.
  
En ese sentido, se indicó que tiene una sólida formación académica y conoce los caminos internos de la Policía Bonaerense.
  
El alejamiento de Salcedo se produjo tan sólo dos días después de que el ex presidente Néstor Kirchner le reclamara en un acto del PJ al gobernador Daniel Scioli que agilizara los cambios para "limpiar la fuerza" ante la presencia de efectivos involucrados en hechos de corrupción o delitos.
  
Ese mismo día fue cuando fue asesinado en San Isidro el teniente Aldo Garrido, quien fue puesto como ejemplo por el actual titular del PJ.
  
Durante ese acto celebrado en Avellaneda, Kirchner enfatizó su reclamo para que Scioli active las medidas necesarias para que la fuerza cuente con personal más calificado para luchar contra el delito.
Opiniones (1)
19 de septiembre de 2017 | 23:58
2
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 23:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Conozco bastante el paño, además en épocas de Pircker, entre otras acreditaciones, estaba en el departamento de policía de la capital federal. Y sería bueno recordar la confusa muerte de aquel jefe de policía que curiosamente era honesto, condición moral que para ocupar altos cargos suele ser suicida. Cuando una alto jefe policial decide pasar a retiro, ocupando un cargo que a todas luces es beneficioso económicamente, y no me refiero al sueldo precisamente, y la posición social elevada, cuasi soñada, llama por demás la atención que de la noche a la mañana diga: 'me retiro'. Más aún, cuando el país atravieza una ola delictiva criminal y demencial como nunca en la historia, pero a punto de ser superada cada semana que transcurre, en especial, por la innación y ´cooperación policiaca´.Este muchacho, me juego, no se va para descansar, sino para vivir.
    1
En Imágenes