Deportes

Almeyda se siente perseguido, hasta en la Primera C

"Me expulsaron por el peso del apellido. Hay gente que quiere sobresalir", explicó el ex volante de River tras el partido que Fénix y Argentino de Merlo igualaron ayer 2-2.

El ex mediocampista de River y el seleccionado argentino Matías Almeyda, expulsado ayer en su retorno al fútbol con Fénix en la Primera C, afirmó que el fallido desenlace de su actuación se debió "al peso de su apellido".

Almeyda fue expulsado en tiempo adicionado tras darle un violento cachetazo a Martín Iglesias, de Argentino, quien lo había insultado.

"Perdí la cabeza", reconoció Almeyda, y justificó: "Esto es un poco el producto de la manera que tengo de vivir el fútbol, con el mismo compromiso en la Primera C que en un partido internacional".

"Acá yo no hice abuso de mi apellido ni de mi trayectoria. Vine para aportar al torneo de la Primera C. Y creo que lo del final pudo resolverse con dos tarjetas amarillas", dijo el mediocampista que a punto estuvo de retornar a River a principios del mes pasado.

Almeyda dialogó luego en los vestuarios con el árbitro del partido, Martín Gonaldi, y le trasladó su impresión de haber complicado un partido "al que no le quedaba nada".

"Es verdad que reaccioné mal ante un insulto del adversario, pero no era para tanto", le explicó.

Almeyda, de 35 años, oriundo de Azul, afirmó que, de todas formas, quedó "conforme y muy contento" con su rendimiento en el partido, el primero oficial que disputa luego de un año y ocho meses.

"El lo futbolístico quedé muy bien. Disfruté el partido y tuve dos o tres encuentros muy interesantes con el `Beto` (Alberto) Acosta", dijo.

Además de River y el seleccionado argentino, el `Pelado` pasó por Sevilla, de España; Lazio, Parma, Inter y Brescia, de Italia; y fugazmente por Quilmes y el Lyn, de Noruega.

Almeyda explicó que su idea "es jugar los partidos que Fénix tenga como local, porque el plantel es grande y no quiero tapar a ningún
jugador".

Se negó a la vez a ponerle plazo fijo a su carrera. "Quiero vivir el presente, partido a partido; no sé cuándo esto se termina", expresó.

El mediocampista, que mostró un buen nivel de juego en su retorno, aseguró que la causa de su vinculación con Fénix es su amistad con Alberto Acosta, el ex delantero de San Lorenzo y el seleccionado que también recaló en el club de Pilar.

Acosta fue la figura excluyente del partido de esta tarde: marcó los dos goles de su equipo, uno de tiro penal.

"Vine por el Beto, por el amor de la gente y por la seriedad de la dirigencia. Quiero despedirme del fútbol disfrutando cada minuto", concluyó.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|01:01
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|01:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016