Por la crisis, comenzó el canje de vibradores en Alemania

Una empresa austríaca ofrece 40 euros por los viejos artilugios. La moda de "premios por desguace" se extiende para reactivar las ventas. Ocho millones de alemanes disponen de uno de estos aparatos.

En los países de habla alemana la nueva palabra de moda para estos tiempos de crisis financiera galopante es 'Abwrackprämie', algo así como "premio por desguace", según publica el diario español El Mundo en edición digital.

El primero en aplicarlo fue el Gobierno de "gran coalición" de Angela Merkel, que en su segundo paquete coyuntural de 50.000 millones de euros para aliviar a la economía incluía un cheque de hasta 2.500 euros para aquellos ciudadanos que optaran por entregar sus viejos coches al comprar uno 100% ecológico.

A los 'premios por desguace' se han apuntado desde zapaterías, con descuentos de 10 euros por entregar los viejos pares, hasta grandes superficies comerciales en las que, por ejemplo, se puede entregar la vieja cubertería de la abuela si se compra otra con descuentos de hasta 1 euro por pieza.

Y si se intercambian botas, cucharas y coches viejos, ¿por qué no vibradores? "La idea [del Gobierno] nos ha gustado", ha confesado Thomas Schwabe, presidente de la empresa austriaca Schwabe, especializada en la venta de ingenios eróticos a través de internet, que ofrece un descuento de hasta 40 euros para la sustitución de viejos instrumentos. Los ocho millones de alemanes que disponen de alguno de ellos, según la página de noticias de "Aol", están de enhorabuena.

"Nuestra iniciativa debe reactivar la economía doméstica", señala con humor Schwabe al diario 'Die Welt'. "Necesitamos un ambiente positivo al menos en nuestra alcoba", añade.

Y es que como asegura en un estudio la firma de condones Durex, los alemanes se quedan más en casa para ahorrar. "Se ve fácilmente que la gente pasa más tiempo en su hogar", declara la portavoz en Alemania de esta firma, Tina Zumbühl, al anunciar que han vendido casi el doble de unidades de condones especíales para usar con vibradores. "Los datos siguen subiendo bastante. La tendencia comenzó con el Mundial de Fútbol y se quedó con la crisis", estima.

Para cualquiera que desee renovar su aparato, el procedimiento es sencillo. Se rellena un formulario en internet y tras la respuesta se envía discretamente el viejo artilugio a Schwabe. A vuelta de correo, y lejos de miradas indiscretas, se recibe el nuevo recambio.

"Tenemos claro que el beneficio será mínimo", admite el empresario austriaco. Aún así confía en que la oferta anime a otra gente a adquirir uno de estos ingenios. Una de las razones, según Schwabe, que puede animar a cambiar el viejo aparato es "la salud".

Schwabe afirma que aún existen en Alemania cerca de medio millón de vibradores fabricados con PVC, un material hoy prohibido para este uso.
Opiniones (1)
23 de agosto de 2017 | 15:54
2
ERROR
23 de agosto de 2017 | 15:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. avisar
    Por favor hay que avisarle a la reina madre Kris para que lo sume a las heladeras. Además es posible que los necesite.
    1
En Imágenes
Incidentes en la movilización de la CGT.
23 de Agosto de 2017
Incidentes en la movilización de la CGT.