Deportes

Beckham decide quedarse en el Milán, bronca en los LA Galaxi

Los seguidores del Galaxy de Los Ángeles se sienten traicionados por David Beckham, quien con su deseo de quedarse en el Milan ha provocado lo que los propios directivos del club estadounidense definieron como una telenovela y un circo. El inglés volvió a decir que quiere seguir en Italia.
Este nuevo desplante ha colmado la paciencia de los seguidores, que cada vez quieren saber menos del jugador, que en su primera rueda de prensa congregó a 5.000 curiosos.

El ´pop star´ del fútbol reiteró el domingo pasado que desea continuar en el Milán italiano, al que llegó como cedido, lo que deja en el aire el tiempo de contrato que le resta en el Galaxy.

Este nuevo desplante de Beckham ha colmado la paciencia de los seguidores, que cada vez quieren saber menos del jugador, que en su primera rueda de prensa a su llegada a Estados Unidos, en julio del 2007, congregó a 5.000 curiosos.

Fue la misma presentación, en la que de manera inconsciente Beckham se refirió en inglés al fútbol como ´football´, el término común en Gran Bretaña para definir al deporte ´rey´, en lugar de ´soccer´, el usado en Estados Unidos.

"Perdón, supongo que ya me iré acostumbrando", enmendó avergonzado, para luego reiterar que llegaba al Galaxy con el objetivo de convertir en Estados Unidos al ´soccer´ en un deporte tan popular como el béisbol o el baloncesto.

Ese fue el objetivo del fichaje de Beckham por parte del Galaxy, que le paga 6,5 millones de dólares por temporada, y de la Liga Profesional de Fútbol (MLS). Aunque ahora existen temores de que ni se cumpla hasta el final.

Si al final Beckham no regresa al Galaxy, algo que sólo depende del dinero que esté dispuesto a pagar él y el Milán, se evitará encontrarse con el rechazo de los aficionados y, especialmente, del resto de los seguidores de la MLS.

La opinión generaliza dentro de la Liga es que Beckham nunca llegó a Los Ángeles para promocionar la difusión del fútbol sino para difundir su imagen y, especialmente, la de su esposa, Victoria, dentro del mundo de Hollywood, que era el gran sueño de la pareja.
 
En Imágenes