Deportes

Fabbiani le cambió la cara a River, y ahora vuelve Gallardo

River Plate empezó a levantar cabeza gracias a la aparición del "Ogro", y ahora es inminente la vuelta de Marcelo Gallardo, al banco de suplentes, para el próximo domingo ante Banfield.

River vivió en 2008 uno de los peores años de su historia, más allá de que salió campeón del torneo Apertura con Diego Simeone.

La eliminación insólita de la Copa Libertadores a manos de San Lorenzo el año pasado, el último puesto en el torneo Clausura y los problemas que generó la interna de su barra brava, Los
Borrachos del Tablón, marcaron a fuego un pésimo 2008.

En este nuevo año todo comenzó mal, por las derrotas sufridas ante Boca en el verano y por el empate ante Colón, por la primera fecha del campeonato.

Pero de golpe, sin ser una maravilla, apareció Fabbiani, quien pese a su notorio exceso de peso, le cambió la cara y con su aparición pudo ganar dos partidos seguidos, uno por la Copa
Libertadores y otra por el torneo local.

"Estoy muy contento y ahora espero poder mejorar para jugar todo el partido", manifestó Fabbiani, quien se convirtió en el nuevo ídolo de River.

Antes de llegar al club de Núñez, Néstor Gorosito manifestó que "Fabbiani sin jugar ya era ídolo y referente de River" y no le faltó razón.

El ex delantero de Lanús, Cluj de Rumania y Newell's sin haber jugado siquiera 90 minutos en total, en dos partidos le cambió la cara a un equipo que se siente derrotado antes de jugar y eso lo trasladó a la tribuna.

Fabbiani con solo salir a calentar provoco un murmullo y una sensación de éxito que hace rato no se vive en River. Y eso también lo sienten los rivales, como le pasó ayer a Rosario Central.

Claro, que con Fabbiani solo, y en estado físico en el que se encuentra porque no puede jugar seriamente más de 30 minutos, no alcanza.

Eso Gorosito lo sabe y por eso comenzarán a acelerar la presencia de Gallardo, otro jugador con "chapa" de ídolo y un claro referente del equipo.

Es probable que el enganche vaya el domingo, cuando River enfrente a Banfield, por la tercera fecha del torneo Clausura, al banco de suplentes, dijeron fuentes del club de Nuñez.

Con Gallardo con ritmo futbolístico y con Fabbiani con más minutos en cancha, cuando pueda bajar de peso, River será otra cosa y ya los rivales volverán a mirarlo con temor, algo que hace
tiempo no sucede.

Dos jugadores pueden cambiar la historia de un equipo, más allá de que sean once los que entran a la cancha, algo que quedó claro ayer, cuando uno solo, como Fabbiani, llevó a River a ganar un partido que tenía perdido.

El semestre recién empieza y el equipo de Núñez que había comenzando el año penando y asumiendo que volvería a sufrir en estos seis meses ahora mira el año de otra manera, con la
esperanza de volver a ser River, el equipo con más títulos del fútbol argentino.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|15:04
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|15:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016