Deportes

Fútbol argentino: grandes cada vez más chicos, y chicos cada vez más grandes

El comienzo del año trajo algunas confirmaciones que agudizaron crisis y corroboraron que las grandezas del pasado a veces quedan solamente para los libros de historia.
Y esto quedó plasmado en varios casos al cabo de las dos primeras jornadas del Clausura, en el que algunos grandes en decadencia sucumbieron ante la manifiesta superioridad que en el juego ejercieron sus rivales rotulados como "equipos chicos".

Los dos casos más elocuentes fueron los de los vecinos de Avellaneda, Independiente y Racing Club, aunque San Lorenzo, de mejor presente que ambos, también exhibió flaquezas frente a otro bisoño conjunto del interior como Godoy Cruz, que ya parece haber perdido definitivamente el "miedo escénico" de la A.

En tanto River Plate, confundido después del inédito último puesto en el pasado torneo Apertura, intenta remontar más desde lo anímico que de lo futbolístico, impulsado por las "sanas intenciones" futbolísticas de su entrenador, Néstor Gorosito, y la "cuota de humor" que le impone el regordete Cristian Fabbiani.

En cambio Boca Juniors, más allá del traspié sabatino ante Newell's Old Boys en la propia Bombonera, con retorno de Martín Palermo incluido, sigue siendo potencialmente el mejor equipo argentino de los últimos años.

Hecha esta excepción, el orden estrictamente cronológico pone a Independiente al borde de la quiebra futbolística.

Por el momento está en convocatoria de acreedores, pero la devastación que ya se comió a tres técnicos (Jorge Burruchaga, Pedro Troglio y Claudio Borghi) y amenaza con devorarse al cuarto (Miguel Angel Santoro) en las próximas horas, ayer tuvo su correlato con el 0-3 sufrido en Tucumán ante San Martín.

Los norteños tuvieron un buen comienzo del pasado Apertura y advierten algo similar para este Clausura, con un poder de convocatoria tan alto que envidian muchos grandes de Buenos Aires y aledaños.

Lo mismo está demostrando Godoy Cruz, que en sus últimos juegos en la gran metrópoli venció por idéntico marcador (2-1) a River Plate, y ayer a San Lorenzo, en el Nuevo Gasómetro.

El triunfo del Tomba fue aceptado por la gente de San Lorenzo, incluyendo al propio técnico Miguel Angel Russo a la cabeza, con la digna aceptación de la superioridad del rival. "Fueron más que nosotros y no hay nada más que decir", expresó hoy
el entrenador.

Godoy Cruz, que conformó un buen plantel, se están alejando progresivamente de la zona de Promoción y ya tienen siete equipos por debajo suyo en la tabla de promedios.

Por su parte, Racing Club sucumbió (1-3) en la primera fecha frente a Lanús y repitió en la jornada siguiente como local ante Huracán (1-4).

Ahora la "Academia" visitará a Independiente, en el devaluado clásico de Avellaneda que se jugará, justamente, en la cancha de Huracán. Allí estará en juego el futuro de su entrenador, Juan Manuel Llop.

Y a propósito del "Globo", su buen juego, edificado en los preceptos "menottistas" que enarbola uno de sus máximos referentes, el entrenador Angel Cappa, si bien con la salvedad que implica la precocidad del torneo, quiere ser una bocanda de aire fresco para este fútbol más de cuero humano que de vaca.

"Cappa nos convenció en la pretemporada que al fútbol se juega atacando, con la pelota a ras del piso y abriendo la cancha. Y nosotros tratamos de hacerlo así. Parece que nos está saliendo bastante bien", reconoció al término de la goleada en Avellaneda el diminuto Matías De Federico, autor de dos tantos ante Racing.

Hace un par de temporadas Huracán vegetaba en la B Nacional y su histórica aureola de "sexto grande" se había disipado en el tiempo, remontándose hacia la hoy muy lejana década del '70.

"A nosotros nunca nos tienen en cuenta porque somos chicos, pero calladitos, con perfil bajo, siempre hacemos buenas campañas", fue la referencia que a modo de queja realizó el experimentado lateral izquierdo Christian Díaz, una vez concretado el triunfo de su Arsenal sobre Tigre.

Los del Viaducto, sempiternos habitantes del ascenso hasta una década atrás, ahora lucen en sus vitrinas con una Copa Sudamericana y están primeros en este Clausura junto a Newell's y Huracán.

Y Tigre, también de pasado con el estigma de la "B" en cada temporada, ya suma dos subcampeonatos en dos años. Son chicos grandes, como este Lanús de participación consecutiva en la Copa Libertadores. Sus vecinos de Avellaneda, en cambio, hoy son
grandes chicos.
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic