El Aconcagua: una muerte a cuenta de las faltas de previsión y de recursos

La polémica por el rescate fallido del guía Federico Campanini está centrada en el hecho de que "no fue bajado" por la patrulla de rescate. Ahora bien, ¿era esta la única alternativa? ¿Era acaso la adecuada? Algo ha quedado en evidencia: el Estado no está preparado para resolver situaciones como ésta. Y tampoco para prevenirlas.

Habida cuenta de la polémica generada en torno al rescate del fallecido guía Federico Campanini, debo comenzar aclarando que, si bien soy periodista, he estado en cinco oportunidades por encima de los 6.000 metros y he subido en decenas de ocasiones distintos cerros de la montaña mendocina. Hablaré, pues, desde mis roles de montañista y de comunicador; no de guía, pues no lo soy.

En esos parajes, la presencia del peligro en su faceta más acabada, la muerte, es tan habitual que resulta posible que cualquier persona sin vasta experiencia en el cerro haya vivido situaciones extremas directa o indirectamente.

Ahora bien, el dramatismo del video que ha cobrado masividad es tan alto que nos pone al borde de las lágrimas y es tal situación lo que ha terminado de desatar la participación popular, con consideraciones de todo tipo y en muchos casos desde la emoción, la bronca y el desconocimiento.

Así, la muerte del guía parece centrada en el hecho de que no fue bajado por la patrulla del sitio en el que se encontraba. "¿Por qué lo abandonaron?, ¿por qué no lo bajaron?", es la pregunta que se hacen muchos.

Ahora bien, ¿la única salida en situaciones como la de Campanini es la de bajar a la persona? En una primera instancia, no, aunque, en cuanto se pueda, la garantía concreta de vida está en bajar al accidentado lo antes posible. Lo importante es que los rescatistas cuenten con alternativas para desarrollar su trabajo y elijan la mejor.

En estos momentos, en el Aconcagua no las tienen y que no las tengan en responsabilidad directa del Estado.

 

El precio de salvar vidas

 

En momentos en que Federico Campanini moría, yo estaba en Plaza de Mulas y pude comprobar la solidaridad de los plazamuleros y también la falta de recursos. La patrulla de rescate, con unos ocho integrantes cuando se completó, estuvo apoyada por más de cincuenta civiles que subieron a prestar ayuda bajo duras condiciones climáticas. 

Sin esa masiva colaboración, poco podrían haber hecho los policías. Sin embargo, la presencia oficial no debiera estar tan sujeta a la participación voluntariosa de "civiles", que terminan poniendo en riesgo su vida y perdiendo equipos para ellos valiosos.

Por eso, en este caso, si algo sobró, fue la solidaridad de los montañeros. Y si algo faltó, fueron los recursos oficiales para abordar situaciones complejas.

Yo mismo pude ver cómo algunos rescatistas iban de carpa en carpa pidiendo equipos. Y aquí creo que hay que poner el acento.

Hace poco, se formó una comisión para alertas rojas en el Aconcagua. Este grupo baraja algunas alternativas fundamentales para que se puedan concretar rescates como es debido. Una de las ideas que se trató en una reunión fue la de armar dos depósitos de equipos a disposición de la patrulla, en sitios clave como la Canaleta –sitio previo a la cumbre– con carpa, bolsas de dormir, oxígeno, camilla, cámara hiperbárica, calentador, comida para tres días y elementos de primeros auxilios.

¿Cuánto cuesta esto para Mendoza? Nada, al lado de lo que el Aconcagua recauda año a año, con centenares de miles de dólares que los ingresantes ponen, en parte, para solventar sus potenciales rescates. ¿Qué beneficio traería? El de salvar vidas, nada menos y así fue considerado por decenas de personas expertas, que viven el Aconcagua temporada tras temporada.

Si los depósitos se hubieran previsto, no habría hecho falta, en una primera instancia, bajar a Federico, sino que se lo hubiera atendido en el lugar en que estaba, estabilizándolo y, luego cuando fuese propicio, trasladándolo hasta Nido de Cóndores, donde aterriza el helicóptero.

Recuérdese, por caso, que hace unos años un español permaneció durante 66 días en la cumbre, sano y salvo, por contar, claro está, con el equipo suficiente para permanecer allí.

De aquí, el hecho de que el Gobierno debiera, de modo urgente, ya para la próxima temporada, plantar equipos en el cerro como es debido y no esperar a que decenas de civiles se pongan en riesgo ante situaciones extremas. Es sabido que los andinistas seguirán ejerciendo la solidaridad, pero la seguridad es responsabilidad del Estado. Y la millonaria recaudación anual del Parque Provincial Aconcagua está en sus manos.

 

El trato y el mal trato

 

Respecto de quienes aseguran que el trato que recibió el guía agonizante fue violento, hay que considerar que, en esos lugares y en esas condiciones, los insultos suelen funcionar muy bien y son lo más adecuado para ciertos casos, tanto para la víctima como para el rescatista.

Recuerdo hace más de diez años, haber comenzado el descenso desde la cumbre junto a tres guías mendocinos y su grupo de clientes, luego de una jornada naturalmente agotadora. Adriana Domínguez, Mijel Lotfi y Víctor Herrera repartieron sus tareas, que se dieron en condiciones particulares (aunque no inhabituales): dos personas de la expedición y una tercera que encontramos tirada al pie de la Canaleta debieron ser bajadas por nosotros.

Como me encontraba en buena condición física y mental, colaboré directamente en esos rescates. Y, por lo pronto, puedo asegurar que fue uno de los trabajos más arduos que me ha tocado desarrollar. Y que en ese descenso, sobraron las caídas, el aliento, las puteadas y hasta los empujones violentos en los momentos más críticos.

Por mi parte, si hubiese tenido que cargar a alguno de los muchachos que bajamos, no hubiera podido hacerlo de ninguna manera: de hecho, al poco rato hubieran tenido que bajarme a mí también. A nosotros, lo único que nos interesaba era que todos llegáramos a lugar seguro y llegado el caso, no nos importaban los medios, mientras la vida fuera conservada.

El Aconcagua es una experiencia extrema de encuentro con uno mismo: allí arriba, siempre, hay esperando cansancio, dolor, frío, malestar, desafío el físico y mental e inclemencias varias y es necesario que, ante una emergencia, aflore no sólo la fortaleza individual y grupal, la solidaridad y la voluntad de vivir ajena y propia, sino también los recursos oficiales de una provincia a la que el Aconcagua le deja millones de pesos por año en concepto de recaudación.

 

 

Opiniones (11)
24 de septiembre de 2017 | 01:55
12
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 01:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Nos sucede que como sociedad hemos caido muy bajo y entonces nuestros estándares de profesionalismo y humanidad son muy primitivos. Estamos acostumbrados a atarlo con alambre y creemos que somos los mejores. Ser profesional rescatista no es haber subido 5, 6 ó 10 veces al Aconcagua o a cualquier cerro, porque sino cualquiera que tiene más de 50 horas de vuelo sería un piloto profesional y podría afrontar situaciones de riesgo en el aire o cualquiera que haya conducido un automóvil más de 5 años sería un profesional del volante y sabría qué hacer en casos de accidentes o cualquiera que haya jugado al fútbol más de 10 años sería un profesional del deporte. No señores, ser profesional rescatista es otra cosa muy distinta de lo que son estas personas, a las que creemos capacitadas para algo que, evidentemente, no están preparados. Si el Estado es abandónico, tal como lo es en nuestro país, existen sistemas de organización social que permiten, en democracia, hacer mover la maquinaria de la inoperancia burocrática estatal y obtener lo que corresponde. Esa es la tarea de un profesional. No esperar que el Estado le de todo. El profesional es el que debe indicarle al Estado qué es necesario tener para esas circunstancias y exigir tenerlo y si no se lo dan ponerlo en conocimiento de la Legislatura o de la Justicia o de los medios de comunicación. No hacer eso los convierte en cómplices del Estado e igualmente responsables por omisión.
    11
  2. Puede verse en internet la completa protocolización respecto a rescates en montañas y las medidas a tomar in situ, como así también que no es posible dar crédito a personas que no son médicas respecto a la certificación de la muerte de un montañista en virtud de que es posible resucitar a un muerto por hipotermia severa aún horas después de un paro cardíaco (ver: http://www.iemm.org/castella/hipotermiarescatdemuntanya.htm). Protocolo Oficial del Comité Internacional de Rescate Alpino - Instituto de Estudios de Medicina de Montaña. Además, en caso de edema pulmonar la protocolización del rescate indica: "El oxígeno, si se dispone, mejora la oxigenación arterial, disminuye la hipertensión arterial pulmonar. El descenso immediato és esencial. Mantener la víctima caliente y minimizar el esfuerzo és necesario, ya que el frío y el ejercicio aumenta la tensión arterial pulmonar. A más del descenso y del oxígeno, se puede dar Nifedipina (20 mgr, iniciales sublin guals, seguidos de 30 mgr. retard/6 hores). Una camara hiperbárica portátil es muy útil para disminuir los efectos de la altitud". Entre otras recomendaciones se indica que: "Existe el riesgo añadido de que el paciente continúe perdiendo calor en HT III y es de máxima importancia idear una protección para evitarlo". Si el accidentado está conciente se dice en el protocolo de rescate que: "En aquellos pacientes con la consciencia mermada sin temblores, se debe tener mucho cuidado para evitar arritmias peligrosas. Se debe evitar que el paciente continúe perdiendo calor haciéndole respirar aire caliente, vistiéndole con ropa seca, dándole bebidas calientes y aislándole del frío". Se dice también que para el caso de congelamientos: "El abordaje inicial de un congelado debe contemplar todos estos aspectos globales del estado del paciente. Las recomendaciones de la International Commission for Mountain Emergency Medicine ( ICAR MEDCOM ) quedan resumidas de la siguiente forma: TRATAMIENTO DE EMERGENCIA En el exterior con posible inicio de congelación · Resguardarse del viento. Abandonar ascensión. Beber líquidos a ser posible calientes · Sacarse las botas - pero tener en cuenta la posibilidad de hinchazón de la extremidad y la posterior dificultad en volverselas a colocar. · Cambiarse los calcetines y los guantes si están húmedos · Calentar los pies/manos en el pecho/abdomen del compañero, máximo 10 minutos. · Colocarse nuevamente las botas · Administrar una Aspirina o Ibuprofeno para mejorar la circulación (si se dispone y no está contraindicado) · No frotar la parte afectada con nieve pues causa lesión de los tejidos · No aplicar calor directamente ( fuego ) · Si la sensibilidad aparece se puede continuar la marcha · Si la sensibilidad no reaparece buscar un refugio caliente ( cabaña/campobase) y tratamiento médico · · En alta cota dar oxigeno si se dispone". Quien quiera ver webs de medicina de montaña pueden encontrar links en: http://www.iemm.org/castella/websmedicinademuntanya.htm.
    10
  3. Me parece muy buenos conceptos los que transmitís Ulises, desde tu doble rol de comunicador y montañista. Yo me inclino a pensar en que es una situación muy compleja para juzgar a los rescatistas. Sí estoy convencido, de que hay una clara responsabilidad por parte del Estado, quien con sus tiempos rídículos y su ineficiencia es incapaz de resolver este tipo de cosas.
    9
  4. Salvo el que el filma ( que se nota afligido) los demas reflejan una actidud de " Y bue, ya está . Bajemos que hace frío "Si bien soy una ignorante en lo que a emergencias se refiere pero... ellos son RESCATISTAS y se supone que su función es RESCATAR , no hay excusas. Quizás salvar a Federico era imposible, pero en el video no se nota que agotaran todas las instancias. "
    8
  5. SIN DUDA EL ANALISIS DE NARANJO ES BRILLANTE, LOGRÓ EXPRESAR LO QUE TODOS TENEMOS ATRAGANTADO Y "NO NOS SALE". POR MI PARTE SIGO DOLIDA, MUY DOLIDA POR LA MUERTE DE FEDERICO Y ME INVADE LA IMPOTENCIA
    7
  6. Por fin alguien con criterio y conocimiento encara el tema, es cierto el Gobierno dilapoda los fondos que recauda del aconcagua y la esta transformando poco a poco del Coloso de America al cerro de las letrinas olorosas y sucias y de la Muerte Seria bueno Ulises que entrevistaras al responsable del area , El Doctor Carmona y le preguntaras que sabe del Aconcagua, y asi podras comprobar en manos de quien estamos. Un abrazo Ulises y ojala la nota sirva para que algo cambie .
    6
  7. Me dà mucho dolor e impotencia este video, en primer lugar por la muerte de Campanini y segundo, por haber estado en una situaciòn similar despuès de haber hecho cumbre hace algunos años. Gracias a Dios no tuve que caer en manos de estos rescatistas, ni de estos funcionarios de turno. Simplemente quiero analizar palabras de algunos implicados y nos daremos cuenta porque pasa lo que pasa. 1- El titular de la Secretaria de Ambiente dice: %u201Cel sistema del Parque Aconcagua frente a esta situación contó con todos los recursos humanos y materiales, más de 80 personas trabajaron en todo el procedimiento y la utilización del helicóptero que voló por más de 15 horas%u201D. Dònde estàn las otras 74 personas del rescate, porque sòlo se ven 6 rescatistas en el video en el momento mas importante, o sea con la victima, seis inùtiles que filman, putean, miran, hablan por radio, pero ni ahì de contar con una camilla, fuerza, y/o elementos que deberia tener una patrulla de rescate en el segundo cerro mas importante del mundo y con toda la plata que se paga para subir...calculen 4000 personas aprox que ingresaron al parque este año por el pago que corresponde. 2- Otra opiniòn de otro inutil funcionario, Rodriguez: "no se por qué no llevaban una camilla,( aayyyyy Dios, no dicen que eran 80 rescatistas con equipos) estas palabras no son del inutil, son mias)sigue èl: " pero también 6 personas no pueden llevar en una camilla de cuerdas a otro alzado, en esas circunstancias. Tiene que haber otros dos recambios por lo menos, otras 12 personas más, turnándose%u201D, afirmó Rodríguez, actualmente en la Dirección de Recursos Naturales de la Provincia. ...y entonces... 3-Las palabras del tercer inutil o chanta pseudo rescatista de campera roja, no sè, merecen una reflexiòn previa: Cuando èste se ofreciò a subir, no imaginò la situaciòn en la que se iba a encontrar siendo un rescatista, o sòlo pensò en lo que le iban a pagar e invitò a 5 manos de obra desocupadas a hacer turismo? Escuchemos palabras del que està con campera roja en el video: "nos quedan 400 m de la cumbre y el no se mueve" Que esperaba, que la pobre vìctima los recibiera con un fernet para festejar la llegada, se levantara y emprendieran la vuelta juntos, como hèroes. Idiota, inùtil y cagòn, que lo unico que hacia era llamar por radio al fiscal para que lo autorizaran a abandonar al guìa. Disculpen la calentura, pero insisto que tambien estuve a 6962m y con una temperatura de 30º bajo cero, pero contè con un guìa , ni siquiera era rescatista, que tuvo los huevos y la sabiduria de rescatar a dos personas alla arriba y despues de las 8 de la tarde-noche. Para terminar, quiero agregar que lo triste es seguir estando en manos de gente que acepta puestos con buenos sueldos pero que jamas ve la dimensiòn de lo que debe hacerse cargo. ¿O son internas? Porque otra cosa serìa, que los 6 del video fueran personas que de onda subieron a ayudar y no pudieron, entonces me callo la boca y pido disculpas. Pero NO, estamos hablando de especialistas "profesionales", sì, profesionales porque cobran, pero NO profesionales porque "profesan su oficio" con la dignidad que merece...y pensar que en algùn momento deben haber jurado que dejarian sus vidas allà arriba. Bueno lo ùnico que les pido que hagan lo posible para que èsto no quede impune. Saludos a ulises naranjo, si es que aùn anda por esos lares. El entiende de èsto, a demas de haber compartido alguna cumbre. Gracias.
    5
  8. Lamentablemente una muerte puede ser el principio de esto. Logicamente a los padres de este pibe nadie les devolvera su hijo, pero si es importante YA estar previendo para futuras temporadas. La de dejar equipo es importantisimo, otra es seguir capacitando a la patrulla de rescate durante todo el año y no desarmarla hasta la temporada que viene, que sigan entrenando, haciendo capacitaciones en otros paises si hace falta, lo que la gente y los funcionarios a veces que la gente de la patrulla se compran sus propios equipos, cosa que hay que saber antes criticarlos.
    4
  9. Todo muy bien, ahora, como siempre, desde Cristo, se tiene que morir alguien en una situación que conmueva a todos, para que incluso alguien que ha subido 5 veces somo usted, diga ahora que "unos excepcionales iluminados" acordaron que deben haber postas en condiciones y con materiales? A Federico y a tantos otros que pudieran hoy estar vivos, como los italianos, que seguro pagaron para estarlo, no creo que les importe, en su exquisita prosa, su opinión .
    3
  10. viendo estas imagenes el corazon se estruja de dolor,me imagino que mirandola sus padres sentian morir al lado de su hijo realmente muy doloroso,no se si los rescatistas hicieron bien o mal su trabajo,no se como actuan ellos en este caso,pero lo que si me parece es que el gobierno en vez de intentar cubrir a los que posiblemente hicieron mal su trabajo deberian permitir que la justicia investige y decida un veredicto sin presionarla.fuerza a esos papas que ahora deveran luchar para que su hijo descanse en paz.
    2
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'