Deportes

Por Fabbiani, River derrotó a Central

El Ogro debutó en el torneo, le cambió la cara al Millonario y señaló el gol de la victoria para el equipo de Gorosito. Caraglio abrió el marcador para los de Arroyito, y Galmarini había empatado para la Banda, que ganó 2 a 1.

River Plate obtuvo esta tarde una importante victoria en condición de visitante ante Rosario Central, rival al que superó 2 a 1, por la segunda fecha del torneo Clausura, algo que logró a partir del ingreso de Cristian Fabbiani, la gran figura de la cancha.

Milton Caraglio, en el primer tiempo, puso en ventaja a Rosario Central, pero en la parte final Martín Galmarini y Fabbiani dieron vuelta la historia a favor del conjunto millonario.

El partido se jugó bajo un intenso calor en el Gigante de Arroyito, en la ciudad de Rosario, con un buen arbitraje de Héctor Baldassi.

Cuando River penaba en el partido, no le encontraba la vuelta y perdía, Néstor Gorosito mandó a la cancha a Fabbiani y allí cambió la historia.

Los dos equipos salieron a jugar con las mismas intenciones, la de mirar el arco de enfrente, pero con distintos libretos, porque mientras Central apostó a la presión y al vértigo, River intentó hacerlo a través del dominio y el buen trato de pelota.

En ese juego sacó ventajas el equipo local, porque fue más profundo, mientras que River era prolijo hasta el borde del área rival y ahí sus buenas intenciones se diluían.

Cuando los dos equipos se seguían acomodando bajó el intenso calor sufrido esta tarde en Rosario llegó la apertura del marcador, que se inició con un largo pelotazo del arquero Jorge Broun, quiso rechazar Gustavo Cabral pero se la dejó a Ezequiel González, quien de espaldas al arco intuyó que lo que podía pasar y de media vuelta habilitó en forma precisa a Caraglio y el delantero no falló en el mano a mano con Marcelo Ojeda.

Con la desventaja River trató de irse con todo a buscar el empate, pero chocó con su impotencia, pese a que Central le facilitó las cosas retrasándose mucho en el campo.

Pero River padeció lo mismo que en el primer cuarto de hora de juego, es decir, llegaba hasta el borde del área y ahí no sabía que hacer con la pelota.

Diego Bunoanotte no es un enganche clásico y no está para dar ese toque clarificador, como lo hizo Ezequiel González, entonces los dirigidos por Néstor Gorosito prácticamente no inquietaron al arquero de Central en toda la primera etapa.

Ante ese problema, las situaciones o los intentos de situaciones de gol de River dependieron exclusivamente de los remates de larga distancia, todos ejecutados por Matías Abelairas, que nunca le acertó al arco.

Central optó por refugiarse atrás y salir rápido de contra, buscando encontrar mal parado a River, pero sólo lo logró en un par de oportunidades, cuando casi aumenta con un cabezazo que se fue desviado de Caraglio y luego de un desborde de Andrés Franzoia, que derivó en un centro que salió a cortar Ojeda, con tanta mala suerte que en el rebote la pelota le pegó a Martín Galmarini, quien estuvo a punto de marcar un gol en contra.

En los primeros minutos de segundo tiempo poco cambió, porque Méndez siguió siendo el dueño del mediocampo, pese que jugaba solo en esa posición, pero con su despliegue e intuición le alcanzaba para anticipar a los insípidos Galmarini, Buonanotte y Abelairas en River.

Por eso, Gorosito tuvo que hacer cambios antes del cuarto de hora de la parte final, mandando a la cancha a dos delanteros y uno de ellos fue Cristian Fabbiani. Y ahí cambió la historia.

Primero llegó al empate, cinco minutos después de que ingresara el "Ogro" con un cabezazo de Galmarini, que pudo mandar la pelota al fondo de la red gracias a que los centrales del conjunto local se fueron con Fabbiani.

Y el segundo fue obra del ex Newell's, quien tomó una pelota fuera del área, levantó la cabeza, vio que no tenía pase y optó por rematar al arco, con un disparo no muy potente ni esquinado, pero como Broun estaba tapado pudo establecer el 2 a 1.

A partir de la ventaja, a partir del ingreso de Fabbiani, River cambió. Es que este equipo de Gorosito no es ni más ni menos que "Fabbiani y diez más", algo que se produjo antes de que el delantero se incorpore a la entidad de Núñez, por sus declaraciones y su postura.

Claro, que también River se vio favorecido por la postura de Central, que pese a no sufrir ningún embate del rival su técnico, Gustavo Alfaro, hizo cambios que retrasaron más a su equipo, algo que agrandó a la visita y a Fabbiani.

En los minutos finales River estuvo más cerca del tercero que Central del empate (Falcao tuvo una chance en su cabeza solo en el área chica que salvó el arquero) y gracias a Fabbiani, como pasó en la semana por la Copa Libertadores, pudo volver a cantar victoria.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|08:03
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|08:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes