Deportes

Johnson busca su cuarto título en el Nascar

El piloto Jimmie Johnson, monarca en 2008, saldrá mañana en Daytona, Florida, a la búsqueda de la cuarta corona consecutiva en las competencias de Nascar, en una temporada que tendrá graves afectaciones debido a la crisis económica.

"Sí, quiero ganar un cuarto campeonato", aseguró Johnson, el único piloto junto a Cale Yarborough que exhibe tres triunfos consecutivos en la disciplina. "Soy parte de la historia, pero me gustaría ser el primero con cuatro títulos".

Para conseguir su objetivo, Johnson tendrá un camino de obstáculos que responden a los nombres de Carl Edwards, Greg Biffle, Kevin Harvick, Clint Bowyer, Jeff Burton, Jeff Gordon, Denny Hamlin, Tony Stewart y Kyle Busch, los otros diez finalistas y ubicados por ese orden el pasado año.

Y también como contratiempo para iniciar la campaña, Johnson se repone de una herida en su mano izquierda, que lo obligó a una cirugía a principios de febrero para reparar un tendón afectado.

El colombiano Juan Pablo Montoya, único hispano en la modalidad, considera que el 2009 será una temporada de muchas exigencias, tanto en las pistas como por las dificultades económicas que afrontan las escuderías, los organizadores de cada carrera y las máximas autoridades de Nascar.

"Va a ser un año muy duro, muy difícil", reconoció Montoya. "La ausencia de patrocinadores nos ha obligado a disminuir de cuatro a tres el número de autos en nuestra escudería. Todos los equipos están sintiendo la recesión".

Según cálculos extraoficiales la crisis económica ha obligado a eliminar más de mil puestos de trabajo vinculados con la Nascar, resultado directo de la disminución de apoyo por parte de los patrocinadores.

Como consecuencia los equipos se han visto obligados a disminuir sus costos, reduciendo el número de autos, personal y en algunos casos fusionándose con otras escuadras.

Las autoridades también restringieron las pruebas privadas y algunos pilotos expresaron que estarían dispuestos a aceptar una disminución del salario, si contribuye a la estabilidad de la disciplina.

En la tradicional "500 Millas de Daytona", que abre la temporada, los organizadores se vieron obligados a disminuir el precio de las entradas por primera vez desde 1995, en busca de que se llenen las tribunas, una medida que también pondrán en práctica otras sedes.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|19:12
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|19:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes