Deportes

Newell's sorprendió y derrotó a Boca en la Bombonera

Leandro Armani y Mauricio Sperdutti, a los 16 y 27 minutos del segundo tiempo, respectivamente, anotaron los goles del equipo rosarino, que ganó 2 a 0. Martín Palermo entró a los 23'  del mismo período, recuperado de una grave lesión en los ligamentos.

Newell’s Old Boys de Rosario venció este sábado a Boca Juniors 2 a 0, en La Bombonera, que se preparó para festejar el regreso de Martín Palermo, pero terminó padeciendo una dura derrota, por la segunda fecha del torneo Clausura.

Los goles del partido fueron anotados por Leandro Armani y Mauricio Sperdutti, ambos en el segundo tiempo.

El partido se jugó en La Bombonera, con un aceptable arbitraje de Juan Pablo Pompei. A los 23 minutos del segundo tiempo se produjo la vuelta de Palermo, luego de estar seis meses fuera de las canchas por una rotura de ligamentos, reemplazando a Lucas Viatri, pero no le alcanzó a Boca para empatar el partido.

Los rosarinos fueron superiores a Boca en el balance de los 90 minutos y por eso la victoria conseguida esta tarde en La Bombonera terminó siendo más que justa.

En el comienzo del encuentro Newell’s sorprendió a Boca porque salió a apretarlo en su campo, con Hernán Bernardello haciéndose dueño del medio campo y atacando por las puntas, creando muchos problemas al fondo del equipo local.

La tarde parecía que iba a ser sencilla para Boca porque al minuto una pared entre Juan Román Riquelme y Lucas Viatri, derivó una situación que perdió el delantero, pero a partir de ahí fue todo de Newell’s.

El dominio de los rosarinos fue tan notorio, inclusive hasta mostrándose más rápidos, que durante gran parte del primer tiempo todas las acciones se desarrollaban cerca del área defendida por Roberto Abbondanzieri, quien se tuvo que revolcar en varias oportunidades para evitar la caída de su arco.

El mediocampo de Boca no podía detener el avance de los dirigidos por Roberto Néstor Sensini, pero a Newell’s le faltaba la puntada final para ponerse en ventaja. Boca no tenía respuestas pero cada vez que se acercaba al área de Newell’s generaba peligro, como una que tuvo a los 25 minutos en los pies de Viatri, que salvó sobre la línea la figura de la cancha, Bernardello.

Los rosarinos manejaban la pelota, creaban situaciones de gol pero Boca, que llegaba menos, tenía las más claras, pero ninguno de los dos supo definir las chances que tuvo y por eso se fueron al descanso igualando sin goles.

El comienzo del segundo tiempo fue un calco al inicio del primero, con los visitantes dominando las acciones, ahora generando chances más claras y Boca dependiendo exclusivamente de lo que pudiera crear un desorientado Riquelme.

Con Bernardello mandando en el medio, bien acompañado por Lucas Bernardi y por Sperdutti, Newell’s comenzó a arrinconar a Boca, que se quedó en la parte final sin respuestas futbolísticas. Por eso no sorprendió que el conjunto rosarino se pusiera en ventaja a través de Armani, quien aprovechó un excelente asistencia de Mauro Formica.

Con el 0-1 Boca comenzó a desesperarse y su entrenador, Carlos Ischia, también, y por eso hizo ingresar en pocos minutos a Leandro Gracián, Palermo y Rodrigo Palacio, pero casi en el mismo momento Newell’s marcó el segundo gol, con un gran remate de Sperdutti.

Los locales fueron con todo en búsqueda del descuento, pero Newell’s seguía dominando y encima ahora tenía contraataques, más espacios y estaban más cerca del tercero que Boca del sueño del empate. Al final Boca chocó contra su propia impotencia y ni la inyección anímica que significó el ingreso de Palermo pudo cambiar la historia de un partido que Newell’s terminó ganando con toda justicia.
En Imágenes