Atroz: lo que le dijo la dictadura a Europa sobre lo que pasaba en la Argentina
MDZ accedió al libro que los miembros de la dictadura militar enviaron a Europa, pretendiendo desmentir sus matanzas y el ejercicio del terrorismo de Estado. Te lo contamos aquí y te mostramos algunas de sus imágenes.

Una cantidad incalculable de bibliotecas públicas del país cuenta en sus estantes con un volumen atroz: el libro que la dictadura repartió en Europa para contrarrestar el clamor mundial en contra de sus crímenes.

Se trata de la versión corregida, ampliada y explicada de un slogan que inundó muchos Falcon en los años 70: “Somos derechos y humanos”.

“La Argentina y sus Derechos Humanos” se llama el libro de gran tamaño, escrito en español, francés e inglés y en el que  -como primer dato ridículo- se sostiene la “peligrosidad” del escritor Julio Cortázar en que “es uno de los primeros agentes encubiertos del Servicio de Inteligencias Cubana”.

Luego, vendrá, en las ajadas páginas del volumen que un lector trajo hasta MDZ, una andanada de barbaridades propias y ajenas. Con ello, pretendieron rusticar el terrorismo de Estado que comandaban en el país.

Los fines “ideológico subversivos” del autor de Rayuela -de cuyo fallecimiento se cumplieron esta semana 25 años- son señalados como parte de una presunta actividad militante en “el ejército revolucionario del pueblo (ERP) y de la Junta de Coordinación Revolucionaria (JCR)”.

Pero no sólo allí se queda el terrorífico manual del terror. Construido en el típico lenguaje marcial, recurre a los títulos de la prensa internacional para comparar lo que los “subversivos” argentinos hacían con el terrorismo religioso internacional; a la figura de dos Papas: Paulo VI y Pío XI. Con el primero –de quien colocan una foto gigante en la página 7- se dan el tupé de hablar de paz. Con Pío XI, en cambio, señalan más coincidencias en la contratapa del libro, reproduciendo un mensaje de 1937. Se encarnan en él y quieren que se cumplan sus dichos, cual profecía: “Confiamos en que el eco de nuestra voz llegue allí –dijo el religioso- donde se encuentran mentes libres de prejuicios y corazones sinceramente deseosos del bien de la humanidad; tanto más cuanto que nuestra palabra, en estos momentos, desgraciadamente sube de valor a la vista de los amargos frutos de las ideas subversivas…”.

Con impactantes imágenes de los muertos en manos de los grupos terroristas argentinos agrupados entre fotos de mutilados y de reposando en el ataud, acompaña textos en los tres idiomas señalados en los que reina la adjetivación y el desprecio hacia cualquier reclamo de cumplimiento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Vivos

Editado por la “Asociación Patriótica Argentina” queda vacante la respuesta a una pregunta: ¿es la entidad que, con el mismo nombre, ha actuado en defensa del militarismo antidemocrático a lo largo y ancho de toda la historia argentina?

Un indicio de supervivencia, aun en tiempos democráticos, dio una organización con el mismo nombre en 2004. Lo hizo mediante una carta publicada en La Nación. En ella, se solidarizaron “con el teniente coronel (R) Emilio Nani, injustamente sancionado por una jerarquía militar complaciente con ciertos ideólogos políticos”. Nani, violando las leyes y aun las normas que rigen a los militares retirados, había dado un discurso en el que afirmó, públicamente, que “los derechos humanos en nuestro país siempre estuvieron en manos de los terroristas”.

La carta firmada en su defensa por la “Asociación Patriótica Argentina” confirmó que 30 años después del último golpe de Estado, la crispación política ha cobrado vigencia. Incluyó este párrafo: "Desde altas esferas gubernamentales, ex terroristas, pero aún subversivos, pretenden que nuestros militares dejen de prepararse para la guerra como lo hacen todas las fuerzas armadas del mundo”.

Muertos

No hay pie de imprenta, ni fecha. mucho menos, autores con nombres y apellidos. escudados en una sigla, se escondieron quienes, ya en el prólogo del libro atroz, decían que "si no actuábamos a tiempo", la Argentina se convertiría "en un Auschwitz". Argentina se convirtió en un Auschwitz a escala con los cientos de centros clandestinos de detención, las desapariciones, muertes como consecuencias de torturas, fusilamientos y cuerpos arrojados a ríos y embalses.

Por suerte, Europa -ni nadie- se tragó las palabras de este volumen. Y muchas oprganizaciones hicieron todo lo posible para levantar su voz por sobre el Mundial 78 o las cortinas de humo que se construyeron para hacer conocer lo que aquí sucedía.

Por suerte, Cortázar pudo volver al país y verlo transitar nuevamente un camino democrático, más allá del ninguneo con que ésta lo recibió.

Por suerte, mucha gente no murió y puede contar lo que pasó y quienes lo vivieron de lejos o aun no nacían para ser testigos presenciales, hoy pueden contrastar la informaicón, como no se pudo entonces.

No tanto por suerte como por mérito de la sociedad y de la política, hubo un juicio. Pero es verdad que no se ha saldado la deuda que la historia tiene con la vida en democracia:  ¿se conocerá algún día el nombre de quienes escribieron el libreto que ejecutaron los militares, poniendo al Estado a la altura del terrorismo y negando la vigencia de los derechos más escenciales?

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (14)
23 de Abril de 2014|22:50
15
ERROR
23 de Abril de 2014|22:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
password22 de Febrero de 2010|22:01
publican también las revistas de los montoneros donde se enseñaba a fabricar bombas caseras y se incitaba al terrorismo? Ya que vamos a recordar la historia recordemosla completa...digo.
14
oscargentino***11 de Agosto de 2009|13:15
Miles de muertos por asesinatos debido a la inseguridad, gracias a las leyes garantistas, el libertinaje, la corrupación política, la mediocridad educativa, etcétera.
13
maalbapo17 de Febrero de 2009|00:07
La verdad es siempre revolucionaria decía un gran médico argentino alguna vez. Sólo lo confirmo. Jajajaja, fachos antipatria, ¡cómo se ponen!!!!! Pobres idiotas... No saben resolver las cosas con política e ideas, solamente con el garrote. Parece que lo de Fanon se aplica perfectamente a esas lacras. ¡A pensar!
12
elvasco16 de Febrero de 2009|20:42
de acuerdo con vos, oficiales y suboficiales de bajo rango cumplian ORDENES, te hago una salvedad, Astiz era en la epoca de la dictadura era un OFICIAL de bajo rango, tenia 23 años, el tema con el es que logro infiltrar a la organizacion de las "madres de plaza de mayo" y desculo su "negocio" con los desaparecidos que nunca desaparecieron. Si es por las cupulas que los juzguen a TODOS AMBOS BANDOS, a los SOLDADOS DEJENLOS VIVIR EN PAZ. MDZ investigue TODO, NO LO QUE VENDE HOY. LEA ENSERIO NO CON UN OJO TAPADO.
11
marcelo196416 de Febrero de 2009|14:30
Si te referis a los soldados, oficiales de menor rango y suboficiales que si pelearon al igual que los combatientes de las organizaciones Montoneras ERP etc nos podemos poner de acuerdo que seguian sus ordenes de un lado e ideales del otro. Ahora si me hablas de Videla, Massera, Agosti, Astiz, Galtieri, al Igual que Firmenich, Vaca Narvaja, Gorriaran etc. estamos en desacuerdo, los primeros fueron victimas de los que nunca fueron al frente y cocinaban todo desde un escritorio o desde el exterior, los que querian pensar por vos elegir que libro podias leer o que pelicula ver o lo que es peor LO QUE PODIAS PENSAR Y DECIR, estos tipos no merecen respeto merecen el desprecio de toda la sociedad y el saber que tenemos memoria y que no los queremos nunca mas.
10
maalbapo16 de Febrero de 2009|04:06
Es bueno que de vez en cuando estos sátrapas queden expuestos. No olvidemos. Usurpadores del poder, asesinos de su propio pueblo, entreguistas vendepatria. Aún así, la condena no recae sobre todos los que se debería. El genocidio económico a largo plazo que estos monstruos desataron (léase deuda externa y apertura económica indiscriminada) no ha sido debidamente abordado aún por la sociedad. Lo peor es que lo repitieron sus amigos menos de 10 años después que el orden retornó al país con las urnas. Y con respecto a "los dos demonios", ¿hace falta a esta altura refutarlo? Creo que sólo ingenuos (por no descalificar) pueden creerse ese verso. Y que los monto estén en el poder es más irrisorio todavía. Los monto nunca permitirían que los servicios públicos estén en manos de monopolios extranjeros, por ejemplo. ¿Y la violencia de los grupos que luchaban por la igualdad social? Es simple, si se le niega la participación en la política en sus inicios (época de Onganía y cía.) lo más seguro es que adopten una actitud combativa. Y vale recordar lo más importante del accionar de los dinosaurios: su motivo. Defender las inequidades de este país tan rico y compartir su botín con el imperio occidental. Lo de elvasco y lucifer... bueno, traidores a su patria los hay en todos lados. Agradescan la democracia. Me recuerdan a Micky Vainilla... ¡A pensar!
9
luzbelito16 de Febrero de 2009|01:37
Lucifer facho, me c@go en todos tus heroes jajajaja
8
lucifer15 de Febrero de 2009|21:01
Viva la Patria; Viva los gloriosos soldados del Ejercito Argentino, viva nuestras Fuerzas Armadas cuna de heroes y valientes soldados.-
7
docente jubilada15 de Febrero de 2009|20:17
felicitaciones mdz
6
marcelo puertas15 de Febrero de 2009|19:45
Gabriel, muy buena labor de investigación periodística, ¿ donde encontraste ese libelo?. Mas alla de ello considero, en relación a la opinión vertida por algunos lectores, que si bien existió Agrupaciones Políticas de Extrema que utilizaron la violencia como forma de Acción Política, situación que personalmente estoy en franco desacuerdo, ello no empece en acordar la mendacidad y mala fé que utilizó el Proceso Militar, entre 1076 y 1983, para describir una realidad velada intencionadamente hacia el exterior de nuestro país.
5