Trabajadores del Indec vuelven a denunciar maltrato

En un comunicado enviado a los medios, los trabajadores del Indec reclamaron nuevamente por la recuperación del organismo y denunciaron la presencia policial y de empelados que han sido contratados para intimidar a los trabajadores.

Un nuevo comunicado de Ate y Cta, denuncia el maltrato y las actitudes de hostilidad y amenaza que reciben por parte de nuevos empleados contratados por Guillermo Moreno.

Asimismo volvieron a reclamar por sus derechos laborales y la defensa del Indec, que aseguran no ser atendidos en sus reclamos. Este anuncio además asegura que los únicos objetivos a los que se oponen es a la necesidad de trabajar sea aprovechada para garantizar condiciones de subordinación a cualquier costo; que se expulse de sus tareas a equipos enteros a los que costó años formar adecuadamente; y se oponen a "que la llegada de nuevos compañeros venga acompañada de viejas prácticas, como el clientelismo".

Este es el comunicado textual de la Comisión Ate-Cta que enviaron a los medios luego de la marcha de ayer:

"Como toda la sociedad sabe, desde fines de enero del presente año los trabajadores del INDEC enfrentamos la intervención de nuestro organismo y la manipulación de los datos que se inició con el "retoque" del Indice de Precios al Consumidor pero que alcanzó ya muchas otras mediciones realizadas por el Instituto.

La decisión de defender la dignidad de nuestro trabajo y su prescindencia de cualquier política circunstancial fue respondida por las autoridades con una cerrada negativa a, siquiera, tratar el problema o reconocer la existencia del conflicto. Más adelante, se nos vinculó a intereses que jamás defendimos y se llegó a auspiciar la difamación y la tergiversación de nuestras razones.

Éstas fueron expuestas públicamente una y otra vez, sin hallar eco en las autoridades pese a la creciente gravedad de las consecuencias de la intervención. Después de haber sido reprimidos por la Infantería policial el 22 de agosto, la constitución de una Comisión con representantes ministeriales de Economía y de Jefatura de Gabinete para tratar el conflicto del INDEC abrió la primera instancia en la que los trabajadores aspirábamos a hacer oír los motivos de nuestra lucha (y el tipo de hostigamiento que debimos enfrentar, más allá de la puntual represión policial).

Representados por nuestro sindicato, ATE, y por la CTA, en esa Comisión hicimos una exposición detallada de las arbitrariedades a que se somete al personal del Instituto que no se muestra dócil con los interventores, ni dispuesto a participar en la deliberada degradación de la calidad de los procesos de trabajo sometidos a su control. Señalamos que se han producido numerosos desplazamientos, invariablemente injustificados, que incluyen la absurda exclusión de todo tipo de tareas y el bloqueo de claves personales para impedir el ingreso a las computadoras en las que habitualmente se trabajaba, la reducción del período de contrato, la exclusión del pase a condiciones contractuales menos precarias, el descuento discrecional de complementos salariales, la instrucción de sumarios, la amenaza personal de pérdida del trabajo y un largo etcétera.

Las autoridades presentes en la Comisión manifestaron su voluntad de poner fin al hostigamiento constante al que se nos estaba sometiendo, condición mínima para encauzar cualquier discusión en una perspectiva de salida. Sin embargo, a más de un mes de establecidos los primeros contactos y habiendo realizado la Comisión dos reuniones, las autoridades del Instituto, que teóricamente se hallan subordinadas a aquéllas, no sólo han persistido en las actitudes de hostilidad y amenaza, sino que avanzaron en el armado de equipos de trabajo paralelos, engrosando insólitamente las plantas de personal contratado para la ejecución de tareas que ya estaban cubiertas por el personal capacitado a lo largo de mucho tiempo en el INDEC.

Queremos dejar en claro que no nos oponemos al ingreso de nuevos trabajadores.
 * Nos oponemos a que la necesidad de trabajar sea aprovechada para garantizar condiciones de subordinación a cualquier costo.
* Nos oponemos a que se expulse de sus tareas a equipos enteros a los que costó años formar adecuadamente.
* Nos oponemos a que la llegada de nuevos compañeros venga acompañada de viejas prácticas, como el clientelismo, y a que se prepare para el futuro inmediato un "nuevo" INDEC, listo para perpetuar la manipulación de las estadísticas públicas o para ser desguasado en beneficio de ciertos emprendimientos privados.

Los nuevos "responsables" no pueden acreditar antecedentes en relación con las tareas que han sido puestas bajo su control, pero la Dirección del Instituto ha llegado a otorgarles categoría y retribución jerárquica. Los compañeros desplazados, por contraste, continúan así, en algunos casos privados hasta de lugar físico. A la de por sí injustificable presencia policial en las oficinas se ha añadido con frecuencia la de grupos de personas cuya función sólo puede ser asociada al amedrentamiento.

Ante la persistencia y el agravamiento de estas condiciones de trabajo, se nos hace imposible, a esta altura, no denunciar que la manipulación de los datos se sostiene, dentro del INDEC, con una violencia laboral que parece orientada a liquidar todo vestigio de respeto por la calidad de las tareas. Se está preparado el terreno para un "rediseño" institucional que resulte en la perpetuación de las prácticas que a lo largo de todo este año, con tanto costo personal y profesional, nos vimos obligados a enfrentar".
Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 14:04
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 14:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes